Ir a contenido

La 'estelada' entra en el diccionario del Institut d'Estudis Catalans

Las últimas modificaciones, como el reconocimiento del aragonés como lengua en lugar de dialecto, se han incorporado a la versión en línea

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Aficionados del Barça lucen esteladas durante la final de la Champions en el Estadio Olímpico de Berlín.

Aficionados del Barça lucen esteladas durante la final de la Champions en el Estadio Olímpico de Berlín. / JORDI COTRINA

La bandera estelada del independentismo catalán ha entrado en la segunda edición del Diccionari de l'Institut d'Estudis Catalans (DIEC2), donde nunca había sido incluida a pesar de ser un término de uso común y tener ya 107 años de historia. El alta de esta acepción en el diccionario es una de las 350 incorporaciones y modificaciones aprobadas el pasado mes de abril y que acaban de ser incluidas en la versión en línea del DIEC2 y en sus aplicaciones para iPhone y Android. Entre ellas figuran también la aceptación de las voces batlle, metge y jutge para referirse a mujeres que ejercen estos cargos u oficios y neologismos como ocupacreuerista y fibromiàlgia.

Hasta ahora, la entrada del adjetivo estelat -ada solo tenía tres acepciones: lleno de estrellas (Un cel estelat), que tiene una mancha blanca en la frente o una bandera ornada con una estrella o más de una (por lo tanto, era un adjetivo que definía tanto a las banderas de EEUU, Cuba, Chile o Marruecos como a la independentista). En la nueva redacción de esta entrada se añade una cuarta acepción redactada de la forma siguiente: "Bandera groga amb quatre faixes vermelles i un triangle a l'asta que té al mig una estrella de cinc puntes, símbol del moviment per la independència de Catalunya o dels Països Catalans". La palabra estelada fue elegida como neologismo del año en el 2014 a partir de una convocatoria del Observatorio de Neología de la Universitat Pompeu Fabra y el IEC.

El aragonés, de dialecto a lengua

Otra modificación con contenido no solo léxico sino también con implicaciones políticas es la modificación de la voz aragonès-esa. En la anterior versión del diccionario se definía como "natural d'Aragó", "relatiu o pertanyent a Aragó o als seus habitants" o "relatiu o pertanyent a l'antiga Corona catalanoaragonesa". En el nuevo redactado esa definición histórica, que levanta suspicacias en Aragón además de no tener tradición como nombre propio de aquella institución medieval, ha sido sustituida por la históricamente más adecuada expresión de "relatiu o pertanyent a l'antiga Corona d'Aragó". En cuanto al significado de aragonés como el conjunto de hablas propias del Alto Aragón, o fabla, en lugar de ser definido como "dialecte romànic parlat a la part pirinenca d'Aragó" pasa a ser considerado como "una llengua romànica parlada a l'àrea septentrional d'Aragó".  En lo que respecta a la definición de aragonès que hace referencia al español hablado en el resto de la comunidad autónoma de Aragón, la definición solo ha sufrido un pequeño retoque: de "dialecte espanyol parlat a Aragó" a "dialecte de l'espanyol parlat a Aragó"

La modificación de la voz se ha decidido a petición del Consello d’a Fabla Aragonesa, y un cambio similar en lo que respecta al asturiano, que ha pasado de "conjunt de parlars lleonesos d'Astúries i una part de Cantàbria" a "llengua romànica parlada al Principat d'Astúries, a la part occidental de Cantàbria, al nord de Lleó i en algunes localitats del districte portuguès de Bragança" se ha producido a instancia de Iniciativa pol Asturianu.

También a propuesta de la Societat Catalana de Terminologia y de un professor de la Escola Superior de Música de Catalunya, flamenc ha pasado incluir el baile y la música, y no solo el cante como hasta ahora.

Más incorporaciones

Entre las incorporaciones en el diccionario figuran también buscador como sinónimo de cercadorempacadora como sinónimo de embaladora, fabulació fabulador, olivada, paradista, pinyin, uigur vacacional. Aguilot sustituye a aligot como forma preferente para referirse a este grupo de animales y se han incluido las expresiones que regulan las distintas categorías deportivas por edades, como  benjamí, aleví, infantil, cadet, juvenil, júnior y sènior. También se ha incorporado, por ejemplo, una acepción increíblemente ausente hasta ahora de la voz ciutadà: "Persona que, com a membre d'un estat, té uns drets i deures civils i polítics". 

0 Comentarios
cargando