Ir a contenido

DESPLIEGUE NORMATIVO

El Govern crea el registro de lobis fruto de la ley de transparencia

Las organizaciones que pretendan influir en las leyes publicarán sus ingresos básicos

Munté no detalla el coste de la Hacienda pública ni de los informes preparatorios

FIDEL MASREAL / BARCELONA

A partir de hoy, cualquier empresa, entidad o ciudadano que pretenda influir directa o indirectamente en las políticas públicas del Govern y en sus leyes deberá inscribirse en un registro de grupos de presión, conocidos como lobis. En este registro tendrá que hacer constar, entre otros datos, los contactos que mantengan con representantes del Ejecutivo "con independencia del canal o medio utilizado".

Así lo fija el decreto aprobado por el Govern, que entrará en vigor en octubre y que da cumplimiento a la ley de transparencia aprobada en diciembre con un amplio acuerdo de grupos parlamentarios.

Los datos que las empresas y asociaciones deberán hacer constar son, entre otros, "las comunicaciones orales y escritas, reuniones, contribuciones y audiencias con autoridades y empleados públicos". También deberán describir el importe y la fuente de los fondos recibidos por la Generalitat durante el ejercicio más reciente. En el caso de las empresas, tendrán que indicar su volumen de negocio. Las consultorías aportarán la relación de clientes en nombre de los cuales se llevan a cabo las actividadades registrales.

"Actuar con honestidad"

Las oenegés, los grupos vinculados a partidos, sindicatos y patronales y las entidades que representan a iglesias deberán dar cuenta de su presupuesto total y las principales fuentes de ingresos. Dar datos falsos o inexactos puede provocar la denegación de acceso a las oficinas y organismos públicos.

Los lobis deberán seguir un código de conducta basado entre otros principios en «actuar con integridad y honestidad» y «no llevar a cabo ninguna actividad que pueda ser calificada como corrupta» ni ofrecer ningún regalo ni favor que pueda comprometer a los representantes públicos. Existe un capítulo sancionador, incluido en la ley de transparencia, que incluye multas para entidades y personas particulares de hasta 12.000 euros y la inhabitabilidad para ser beneficiarios de ayudas públicas durante cinco años, además de quedar fuera del registro de lobis. Semestralmente, el portal www.transparencia.gencat.cat publicará un informe sobre los grupos de interés.

El registro no solo afecta a las relaciones con el Govern sino a las que establezcan las organizaciones con organismos autónomos, consorcios, la Agencia Tributaria y la Comisión Jurídica Asesora. Quedan excluidas las actividades de defensa de personas afectadas por procedimientos administrativos, las de mediación y las de sindicatos y patronales en defensa «de los intereses económicos y sociales que les son propios».

En relación al ejercicio de la transparencia, la vicepresidenta, Neus Munté, dejó para las próximas "semanas" la información "detallada y transparente" sobre el coste económico de poner en marcha la Hacienda propia presentada el lunes por el Govern y el precio pagado a diversas consultoras para la elaboración de informes sobre este proyecto de agencia tributaria.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.