Mas y Junqueras acuerdan recortar a la mitad el plazo para la independencia

De los 18 meses previstos en la hoja de ruta se pasa a un máximo de nueve

El primer paso sería una declaración 'nominal' de secesión al día siguiente de las elecciones

1
Se lee en minutos
XABIER BARRENA / FIDEL MASREAL / BARCELONA

Artur Mas Oriol Junqueras pactaron el pasado lunes recortar los tiempos precisos para declarar la independencia efectiva de Catalunya, con respecto a los 18 meses acordados por CDC y ERC en la hoja de ruta firmada el pasado 31 de marzo. Según fuentes cercanas a la negociación, además de una inmediata declaración nominal de independencia, al día siguiente de las elecciones del 27-S -siempre que haya mayoría secesionista- el tiempo que transcurriría hasta la proclamación efectiva de la plena soberanía sería de entre seis y nueve meses.

La declaración nominal, en la que se afirma la voluntad de ser independiente, no tiene valor jurídico, aunque sí simbólico, sobre todo en el contexto de supuesta euforia que acompañaría una triunfo secesionista en los comicios. Entre esta declaración y la proclamación, como ya se previó en la hoja de ruta, el Govern, con una composición al 60% de 'consellers' de CDC por el 40% de ERC, debería sacar a delante las llamadas infraestructuras de Estado necesarias para realizar la llamada 'desconexión' de España, así como una ley de transitoriedad jurídica.

El Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN), en su informe sobre el proceso constituyente, ya fija un plan en el que el primer paso es una "declaración solemne a favor de la creación de un Estado independiente" después de unas elecciones plebiscitarias. El CATN añade que tal proclamación "debería formularse de tal forma que ofreciera una oportunidad de negociación al Estado para que este proceso se pudera llevar de una forma más ordenada y con los menores riesgos y problemas para todas las partes".

Noticias relacionadas

A partir de entonces, tocaría preparar el nuevo Estado con cuatro objetivos: negociar con el Estado las condiciones de la separación, buscar el reconocimiento internacional, negociar las condiciones de la incorporación del nuevo estado a la UE y a los organismos internacionales y preparar internamente la creación del nuevo Estado".

En un (más que probable) escenario de no colaboración por parte del Estado, el CATN sugiere la proclamación unilateral de independencia tras la cual sería "conveniente" celebrar un "referéndum de ratificación". El Consell no detalla plazos concretos respecto a estos escenarios, si bien apunta que en el contexto de no colaboración, proclamar la independencia no debería impedir "una preparación minimamente suficiente" del proceso para que se produzcan los pasos necesarios para desarrollar un proceso constituuyente.