Ir a contenido

Rajoy mantiene a Cospedal y se limita a reforzar la cúpula del PP

El presidente no da pistas sobre si va a remodelar el Gobierno y nombra a Moragas director de campaña para las generales

El líder conservador asume que debe implicarse más en el partido y presidirá los lunes el comité de dirección

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Al fin Mariano Rajoy ha desvelado los cambios que barrunta desde hace días en el PP. El líder de los conservadores ha decidido mantener a María Dolores de Cospedal como secretaria general y se ha limitado a anunciar que las vicesecretarías pasarán de tres a cinco, con nuevos nombres en cuatro de ellas. El jefe del Ejecutivo refuerza así el PP de cara a las generales, mientras mantiene el silencio sobre si hará cambios en el Gobierno, una remodelación que él mismo anunció pero que no acaba de desvelar, lo que podría indicar que ha cambiado de idea y desiste a retocar su gabinete.

El primer cambio pasa porque Rajoy se "implicará mucho más" en el partido y dirigirá todos los lunes el comité de dirección, tal como hacía José María Aznar en los denominados 'maitines'. Además jubila a Carlos Floriano en la vicesecretaria de organización, al frente de la cual coloca a Fernando Martínez Maíllo. Asimismo, deja que Esteban González Pons se concentre en su papel de portavoz del PP en el europarlamento y nombra para sustituirle, al frente de la vicesecretaria de Estudios, a la catalana Andrea Levy.

En la vicesecretaria de autonomías continuará Javier Arenas y crea dos nuevas vicesecretarias. Una sectorial, que capitaneará el exalcalde de Vitoria, Javier Maroto, y otra de comunicación, que deja en manos del portavoz de la campaña de las municipales, Pablo Casado.

Moragas, director de campaña

Asimismo coloca como hombre fuerte, al frente de la campaña para las generales, a su jefe de gabinete, Jorge Moragas. Rajoy pretende dar el pistoletazo de salida a la precampaña con una conferencia política que se celebrará los días 11 y 12 de julio, en las que prevé anunciar nuevas reformas que formarán parte del programa electoral, dado que apeenas da tiempo a aprobar nuevas leyes si las elecciones se celebran en noviembre.

La estrategia: atacar al PSOE

No obstante, el líder del PP ha dado pistas este jueves, en el comité ejecutivo conservador, cual será la principal estrategia de cara a las generales. Que los conservadores "salgan más" a la calle y critiquen casi en cada acto al PSOE por haber elegido de compañero de viaje a Podemos para arrebatar un amplio poder municipal y autonómico al PP.

En este sentido, Rajoy ha arremetido hoy contra el principal partido de la oposición, al que ha acusado prácticamente de haberse olvidado de los valores de la constitución para aliarse con la "frivolidad, la marginalidad y el extremismo". "Se le ha caído el barniz de la moderación y ahora dejan asomar la vieja pintura".