sondeo del gesop

Albiol sube en Badalona y tendrá enfrente una oposición atomizada

El alcalde sumaría uno o dos concejales a los 11 que obtuvo hace cuatro años

El PSC pierde un tercio de su respaldo pero conserva la segunda posición

El Barómetro del GESOP sobre Girona para EL PERIÓDICO.

El Barómetro del GESOP sobre Girona para EL PERIÓDICO.

3
Se lee en minutos
CARLES COLS / BADALONA

Xavier García Albiol ganó las elecciones municipales del 2011 con el viento en popa que entonces hinchaba las velas electorales del PP en toda España. Pasados cuatro años, con su partido achicando agua para ralentizar el hundimiento, el alcalde de Badalona, que en sus vallas de campaña ha prescindido de las siglas del PP, se dispone a no solo a revalidar su victoria, sino además a ampliarla. La lista de los populares en la tercera ciudad de Catalunya podría subir de sus actuales 11 concejales a 12 o 13, según la encuesta que el Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública, (GESOP) ha realizado para EL PERIÓDICO. El reverso de la moneda es la oposición, que se atomiza. Hasta ahora, esa labor la realizaban tres grupos, PSC, CiU e ICV-EUiA, que a punto estuvieron a medio mandato de presentar una moción de censura contra García Albiol tras una sucesión de escándalos en el gobierno municipal. Aquella alianza saltó por los aires en el último minuto. Si García Albiol supera el trámite de la investidura tras el 24-M, para desbancarle será necesario resolver un Rubik de hasta seis fuerzas políticas.

El mayor descalabro electoral lo sufrirá, según la encuesta, el PSC. Jordi Serra, cabeza de lista y exalcalde, podría perder hasta un tercio de su contingente. Tampoco le sonreirán las urnas a CiU e ICV-EUiA. El convergente Ferran Falcó podría ver mermadas sus fuerzas de cuatro a tres concejales. Peor sería el estreno de Àlex Mañas como cabeza de lista de los ecosocialistas. Se opuso a la confluencia de fuerzas con Podemos y la CUP en Badalona. Aquello degeneró en una pequeña crisis que propició que el hasta entonces líder del grupo, Carles Sagués, hiciera las maletas y se pasara a las fuerzas emergentes. El pronóstico ahora es que ICV-EUiA puede menguar, de tres a uno o dos concejales, mientras que la candidatura de Guanyem entrará con relativa fuerza en el consistorio, con tal vez dos o tres ediles.

También ERC puede recuperar su visibilidad en la política municipal de Badalona. Dos representantes le concede la encuesta. Así serían ya cinco los grupos de la oposición. El sexto es una duda que no se despejará hasta el 24-M. Ciutadans está en el quicio de la puerta electoral. Puede conseguir un concejal, pero también puede que se quede en blanco. No sería extraño. Sería mérito de García Albiol, que hace sombra e impide el crecimiento de cualquier otra variedad vegetal en los huertos de la derecha que no sea el PP.

LA IZQUIERDA VOTA A LA DERECHA 

Noticias relacionadas

Con todo, esa no será la mayor victoria del candidato a la reelección. Cuando venció en el 2011, el análisis de los datos reveló que entonces había cimentado su victoria en los barrios más populares (en Sant Roc, por ejemplo, con más del 50% de los votos) y que había flaqueado en la Badalona más tradicional, sobre todo en la del centro. El miedo a García Albiol en el que confiaba la oposición para que su reinado fuera breve parece que se ha diluido. El 69% de los encuestados se sitúan políticamente entre el centro y la izquierda, con especial peso en esta segunda opción (43,8%), pero no por ello dejan de reconocer (58,2%) que la ciudad ha mejorado estos últimos cuatro años, lo que conlleva que le otorguen al gobierno municipal una nota de 5,5 por su gestión. Incluso el propio alcalde, hombre a menudo polémico, aprueba, con un 5,1, una calificación muy influida, por supuesto, por sus propios votantes, que le dan un 8,1, pero también, por ejemplo, por los del PSC, que lejos de suspenderle le puntúan con una nota media de 5,3.

La encuesta, por último, ofrece otra lectura más. Permite intuir hasta qué punto García Albiol no es un satélite del sistema solar del PP y es más, en realidad, un planeta con gravedad propia. En intención directa de voto, el PP tiene en Badalona en unas elecciones municipales un elevado 21,6%, cinco veces más que si se tratara de unas elecciones autonómicas, en las que se quedaría en un mísero 4,6% (el 6,6% si fueran unas generales). El electorado, en definitiva, es cada vez más selectivo en función de qué tipo de convocatoria de trata. Así, según la encuesta, en caso de que las elecciones fueran unas generales, la fuerza con más voto directo sería Podemos.