Ir a contenido

DIVISIÓN EN EL PARTIDO MAGENTA

UPD minimiza las bajas y confía en que la crisis sea un revulsivo

Herzog asegura que son "muy pocos" los disidentes pero tienen "bastante publicidad"

El partido que fundó Rosa Díez hace siete años sigue inmerso en la crisis más grave de su historia por la caída de apoyos en las elecciones andaluzas, pero la dirección niega la mayor e incluso dice que el partido ha sufrido "muy pocas" bajas durante las últimas semanas y que el debate interno servirá de revulsivo.

UPD ha presentado este lunes en Madrid a los seis miembros de su nueva cúpula, que sustituirán a los que han dimitido por discrepancias con la estrategia política, sobre todo por evitar el acercamiento a Ciudadanos. En el acto, Andrés Herzog, nuevo hombre fuerte de Díez, aseguró que el partido magenta mantendrá la misma estrategia y defenderá las mismas ideas hasta las municipales y autonómicas de mayo. "El peor escenario habría sido ir a las elecciones con una gestora, por eso se descartó", dijo en referencia a la dimisión de Díez, que varios miembros de la organización pidieron tras la derrota en Andalucía. UPD sacó 76.700 votos frente a los 129.400 del 2012, y no logró representación, frente a los 9 escaños que ganó Ciudadanos.

TODAS LAS COMUNIDADES

Herzog descartó ante la prensa que UPD esté sufriendo una sangría de dimisiones aunque reconoció que esos "muy pocos" disidentes han tenido "bastante publicidad". El portavoz considera que la organización obtendrá el 24 de mayo mejores resultados de los cosechados en el 2011 y confirmó que UPD presentará candidaturas en todas las comunidades autónomas y todas las capitales de provincia. "En Madrid llegamos al 96% de la población; en Canarias, al 76%, y en Catalunya, al 32%", declaró el portavoz adjunto.

Díez ha visto cómo en los últimos días se le amotinaban las organizaciones de Asturias Aragón, que han decidido negociar listas conjuntas con Ciudadanos, y desertaban también por el mismo motivo varios dirigentes y candidatos en Castilla y LeónGalicia y Baleares.

CONGRESO EXTRAORDINARIO

En junio se celebrará el congreso extraordinario en el que todavía no se sabe si la fundadora intentará seguir al frente del partido o dejará vía a Herzog. Sea uno u otro, lo que está claro es que se enfrentará, como mínimo, a Irene Lozano, que ya ha anunciado su intención de disputar el liderazgo de UPD con una candidatura que sume a todos los desencantados con la cúpula actual.

Lozano está en plena campaña recabando apoyos a través de las redes sociales para respaldar su lista, que incluirá posiblemente a Toni Cantó, quien el pasado lunes dejó su escaño en el Congreso de los Diputados y renunció a ser candidato a la Generalitat Valenciana.

Temas: UPD

0 Comentarios
cargando