02 jul 2020

Ir a contenido

PIEZA SEPARADA DEL 'CASO MERCURI'

La Audiencia de Barcelona archiva el caso de las dietas de la FMC

El tribunal argumenta su decisión en que es una entidad que se rige por el derecho privado y lo que haga con sus fondos no puede considerarse malversación de fondos públicos

J. G. ALBALAT / LAURA PUIG / BARCELONA

La Audiencia de Barcelona ha decidido archivar el caso de las dietas de la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) que instruye el juzgado de instrucción número 1 de Sabadell como pieza separada del 'caso Mercuri', según un auto al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO este lunes. Esta decisión llega después de que la semana pasada, la jueza instructora imputase a 20 alcaldes más por los presuntos sobresueldos en esta entidad, entre ellos los socialistas Antonio Balmón, alcalde de Cornellà, y Josep Fèlix Ballesteros, de Tarragona.

El tribunal acepta de este modo la petición de sobreseimiento realizada por la defensa de varios de los implicados en la causa. En su escrito, considera que el caso debe archivarse porque no puede investigarse a los imputados por malversación de caudales públicos al no ser la FMC una entidad pública, sino que está sometida al derecho privado.

"En el caso de la FMC no nos encontramos ante una entidad que gestione unos servicios públicos, sino ante una asociación sometida expresamente al régimen jurídico de la ley de asociaciones que, en principio, parece tener una naturaleza privada", escriben los jueces en el auto, al tiempo que destacan que a pesar de tener una "apariencia" de carácter público, esta "no se corresponde con la realidad jurídica porque la asociación constituye una entidad sometida al derecho privado de manera preferente".

En su razonamiento, la Audiencia de Barcelona subraya que podrían cuestionarse los motivos por los cuales los ayuntamientos se integran en la FMC "y, por tanto, podría cuestionarse el gasto que aquella integración supone", ya que las cuotas que recibe la federación sí que provienen de las arcas públicas de los diferentes consistorios asociados. Sin embargo, insiste en que "desde el momento en que la FMC ha ingresado la cuota que se paga por parte de cada ayuntamiento para formar parte, ese dinero ha perdido la consideración de caudal público", por lo que, añade, "lo que se haga con ellos ya no constituye ninguna infracción" desde el punto de vista público.

Según la investigación de la jueza de Sabadell, los ediles y miembros de la dirección de esta entidad supramunicipal podrían haber cobrado dietas de forma irregular al percibir una cantidad fija y mensual y, a veces, sin ni siquiera asistir a las reuniones. Los alcaldes que hasta ahora habían declarado como imputados admitieron esos cobros en concepto de dedicación y responsabilidad en el seno de la FMC y aseguraron que realizaron la correspondiente retención del IRPF y lo declararon a Hacienda como rendimientos del trabajo. En los presupuestos de la asociación, estos emolumentos constaban como dietas y en las conversaciones grabadas por los Mossos, el entonces presidente de la FMC y alcalde de Sabadell, Manuel Bustos, se refería con esta palabra a estos pagos.