23 feb 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN DE UNA TRAMA DE CORRUPCIÓn

Extraviado un sumario del 'caso Bárcenas'

El expediente desapareció durante su traslado a la Audiencia de Madrid

MARGARITA BATALLAS
MADRID

En busca y captura. Un juzgado de Madrid ha abierto una investigación para intentar averiguar si ha habido «un error o un funcionamiento anormal» en la pérdida del sumario sobre el borrado de los ordenadores que Luis Bárcenas usaba en la sede del PP. El expediente judicial se extravió durante su traslado desde un juzgado de instrucción hasta la Audiencia de Madrid, que debe resolver los recursos de las acusaciones contra el archivo de esta causa.

La desaparición se ha conocido después de que una de las acusaciones comunicase al juzgado número 32 de Madrid que en la Audiencia Provincial no tenían el sumario y, por tanto, no habían recibido su recurso contra el archivo de este caso dictado por el juez de instrucción en octubre del 2013. Fue entonces cuando el secretario judicial intentó descubrir su paradero, pero solo pudo acreditar que una funcionaria le informó de que había remitido esta causa al decanato de los juzgados de Madrid el 27 de febrero del 2014 y que este órgano le había comunicado que lo había mandado a la Audiencia un mes más tarde.

Sin embargo, el decanato sostiene que no ha recibido este proceso y que, por tanto, no lo ha podido enviar a la Audiencia Provincial de Madrid. Ante tal situación, el juzgado ha buscado una salida de urgencia.

El próximo viernes, las partes personadas en esta causa han sido citadas para reconstruir el sumario. Cada una de ellas deberá entregar una copia de los escritos que han presentado, y de las resoluciones que se les notificó en su día por el juzgado.

LOS DELITOS / Asimismo, el juez Pablo Ruz deberá volver a mandar una copia de las investigaciones que llevó a cabo tras descubrirse, en agosto del 2013, que el PP había borrado los discos duros de los ordenadores del despacho de Bárcenas en la sede central en abril de ese año, justo después de que el extesorero denunciase a su antiguo partido por robo por no dejarle recoger estos aparatos tras conocerse meses antes los llamados papeles de Bárcenas.

El togado de la Audiencia Nacional se inhibió en favor de los juzgados de Madrid al no ser competente para investigar estos hechos que, en su opinión, podían ser constitutivos de un delito de daños informáticos o de encubrimiento.

La dirección del partido de Mariano Rajoy explicó en su día que procedió a formatear los discos duros de los ordenadores de su extesorero y exsenador porque era la práctica habitual que seguía con todos sus exempleados. Las acusaciones no se creyeron esta versión y han solicitado a la Audiencia Provincial que reabra el caso al considerar que en los ordenadores borrados se encuentran «archivos que pueden ser de interés», a pesar de que los técnicos ya explicaron al juez Ruz que la recuperación de esos discos duros es una misión imposible.