10 ago 2020

Ir a contenido

CONVENCIÓN MUNICIPALISTA REPUBLICANA

ERC busca 'merengues'

Junqueras se fija como objetivo penetrar en el área metropolitana

Pide listas plurales donde quepa «el presidente de la peña del Real Madrid»

XABIER BARRENA / CASTELLDEFELS

Junqueras exige a sus alcaldables que abran sus listas a la sociedad. / ACN / LLUÍS VILARÓ

La principal diferencia entre Oriol Junqueras y sus antecesores en la presidencia de ERC es su hábitat. Junqueras es del Baix Llobregat y eso determina, sin duda, su estrategia para alcanzar, algún día, la hegemonía en el Parlament que le permita declarar la independencia. Poco antes de las últimas elecciones al Parlament, es decir, justo hace dos años, el líder republicano publicó en estas páginas un artículo en el que defendía la cooficialidad del castellano en una Catalunya independiente. En su ánimo, romper la burbuja electoral de seguridad en la que ERC siempre ha vivido y derramarse por electorados que, por ahora, no son suyos. El líder republicano dio ayer un paso más. En la convención municipalista que el partido clausura hoy en Castelldefels -con una mesa redonda con destacadas voces que un día fueron del PSC-, Junqueras reconoció que «en el área metropolitana, donde vive más gente, la posición» de ERC «es débil» y llamó a revertir la situación: «Tenemos que volcar todos los esfuerzos en el área metropolitana».

Con la vista puesta en las municipales de mayo, y a poco de confeccionar las listas, pidió que estas sean «tan plurales como los municipios que quieren representar. Es difícil representar a una sociedad si esta no se siente representada». Para ello, y haciendo gala de un sarcasmo británico, reclamó «que las tres primeras plazas de las candidaturas no estén ocupadas por historiadores [él lo es], sino que se incluya a presidentes de comités de empresa del propio municipio, a líderes de los sindicatos, de pimec...». Y por si alguien no había entendido el mensaje sentenció: «Y está muy bien tener al presidente de la peña del Barça, pero hay que buscar al de la peña del Real Madrid, que también son muy importantes».

En esta misma línea de conquista metropolitana se encuadra la ofensiva por hacerse con el espacio socialista soberanista que ha sido centrifugado del PSC. Como adelantó este diario el pasado miércoles, ERC mantiene conversaciones con varios grupos, como la Nova Esquerra Catalana de Ernest Maragall y Avancem, cara a las mismas municipales.

El discurso de Junqueras en Castelldefels tuvo una segunda coordenada, la de la transparencia. Y, a lo mejor, empujada por el espectáculo visto en la primera sesión de la comisión de investigación del caso Pujolen la que CiU y el PSC vetaron la comparecencia de varios de los nombres que han copado portadas por escándalos de corrupción.

«Porque somos quienes somos nos van a vigilar estrechamente y estarán encima de todo lo que firmemos», clamó Junqueras, y añadió: «Pero esto cabe entenderlo como una oportunidad extraordinaria para demostrar que nuestro compromiso con la transparencia es total». Incluso llegó a recomendar, a los centenares de cargos locales reunidos, que trataran de buscar la homologación mediante sello de calidad de sus políticas de apertura y de libre información, para poder presumir de ello.

Como si fuera más un taller o un curso de formación, Junqueras, alcalde de Sant Vicenç dels Horts, fue dando consejos: «Los plenos hay que hacerlos cuando la gente pueda ir, a las 19 horas, no a las 10 de la mañana», o bien «los concejales deben salir y patearse el municipio. Ir a buscar a las entidades, no esperar a que vengan». Y finalizó con una de sus ironías vaticanas, quizá por la cara que puso alguno de los presentes: «En este partido funciona mucho la ciencia infusa, y lo sabemos todo sin que nadie nos lo cuente».