Rajoy viaja a China pendiente de los pasos de la Generalitat

La Moncloa asegura que el presidente no variará su agenda pese a la estrategia de Mas

El PP descarta hacer una Constitución «a medida» para los que infringen la ley

2
Se lee en minutos
PILAR SANTOS
MADRID

Mariano Rajoy partirá en la noche del martes hacia China pase lo que pase, publique hoy el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) la ley de consultas o no la publique. «¿Pierde alguna vez la compostura Rajoy?», pregunta retóricamente una colaboradora que lleva en sus equipos más de 10 años. Ella asegura que no, pero es verdad que casi siempre el que juega con los tiempos -agotándolos- es él. Y ahora son Rajoy y sus ministros los que tienen que esperar a que Mas mueva ficha para hacer lo que ya han anunciado: presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional y pedir la suspensión de la norma catalana.

El Gobierno debe acordar la aprobación de ese recurso en un Consejo de Ministros (ordinario, los viernes, o extraordinario, cualquier otro día). En ausencia de Rajoy, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, puede presidirlo sin ningún reparo legal.

REUNIÓN DEL CONSTITUCIONAL / Una vez que el Ejecutivo acuerde presentar la demanda (después de haber recibido el preceptivo informe del Consejo de Estado), deberá registrarla en el Tribunal Constitucional, que es, cuando admite a trámite el recurso, el que suspende la norma.

Este tribunal tiene pleno ordinario entre hoy y el jueves, por lo que si el DOGC recogiera la ley de consultas esos días, el Gobierno central podría darse prisa y dar el mínimo margen a los partidos independentistas para hacer campaña por el referéndum.

Sin embargo, si Mas decide publicar la ley (y firmar el decreto de convocatoria) el jueves, una vez que el tribunal ya ha acabado la reunión, no solo pillará a Rajoy en China, sino que también obligará al Constitucional a convocar probablemente un pleno extraordinario la semana siguiente y ganará unos días de margen para hacer campaña por la consulta. Además, si el dirigente de CiU elige el jueves para dar el paso, evitará que todos los focos se coloquen, el viernes, en la comparecencia en el Parlament de Jordi Pujol, protagonista de un escándalo cuyas consecuencias en el electorado convergente ya han sido acreditadas por diversas encuestas.

Noticias relacionadas

«EL CULEBRÓN» / «Por mucho que estire el culebrón, se encontrará con lo mismo: la justicia y la ley», advirtió a Mas la líder del PPC, Alicia Sánchez Camacho. El PSOE, mientras tanto, cargó contra ambos gobiernos. Los socialistas creen que el Ejecutivo y la Generalitat juegan al «tacticismo» en lugar de aportar «soluciones», informa Juan Ruiz Sierra. La secretaria de estudios y programas, la catalana Meritxell Batet, defendió la reforma constitucional del PSOE como la «única propuesta» que hay sobre la mesa ante este conflicto.

En cambio, según la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, el PSOE plantea «un cambio de modelo de Estado», no meros retoques. «Si lo que propone, para quienes incumplen la Constitución, es hacerles una a medida, no es el argumento más oportuno», les respondió, informa Patricia Martín.