11 jul 2020

Ir a contenido

La nueva ejecutiva del PSE cosecha un apoyo del 81,05%

La renovación se traduce en el abandono de "pesos pesados" como Patxi López, Rodolfo Ares, Jesús Eguiguren, Miguel Buen y Txarli Prieto

Idoia Mendia anuncia que revisará "todos los acuerdos" con el PNV

AITOR UBARRETXENA/ BILBAO

La nueva secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, durante la clausura de un congreso extraordinario del partido.

La nueva secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, durante la clausura de un congreso extraordinario del partido. / EFE / MIGUEL TOÑO

El equipo propuesta por Idoia Mendia para dirigir el PSE ha contado con un apoyo del 81,05% en el congreso extraordinario que se celebra este fin de semana. El porcentaje de apoyo recibido por la nueva ejecutiva del partido es ligeramente inferior al cosechado por la propia secretaria general en las primeras celebradas esta semana, aunque confirma el consenso existente sobre la necesidad de un cambio.

La renovación obligada por el declive electoral confirma el ascenso del guipuzcoano Miguel Ángel Morales y de la mujer de Patxi López, Begoña Gil, como principales apoyos de Mendia al frente de la formación.

La ejecutiva se reduce de 27 a 20 miembros, de los cuales cinco son natos y los otros 15 han sido nombrados por el congreso. Respecto a la anterior dirección, abandonan los puestos de responsabilidad en el PSE dirigentes con un enorme peso específico, como el exlendakari Patxi López, Rodolfo Ares, Jesús Eguiguren, Miguel Buen y Txarli Prieto.

Miguel Ángel Morales, hombre de confianza de Pedro Sánchez y con 14 años de experiencia en el aparato del PSE guipuzcoano, se ha convertido en el nuevo secretario de Organización. Y tras el abandono de Patxi López, es su mujer, la bilbaína Begoña Gil, la que sube en el escalafón y pasa a ser responsable de Política Institucional. La dirección la completan la mujer de Eguiguren, Rafaela Romero, así como Elena Pérez, Alberto Alonso, Pilar Ríos, Enrique Ramos, Javier Lasarte, Mikel Cabieces, Vicente Reyes, Natalia Rojo, Denis Itxaso, Blanca Roncal y Jesús Losada, todos ellos con un área concreta a su cargo.

La figura que sirve de puente entre ambas generaciones es José Antonio Pastor, también con décadas de experiencia, quien pese a dejar de ser secretario provincial de Vizcaya, seguirá en la ejecutiva como portavoz en el Parlamento vasco.

Revisión de todos los acuerdos con el PNV

En el discurso de clausura del congreso, Idoia Mendia ha afirmado que revisará "todos" los acuerdos con el PNV y que no aceptará ninguna cuestión de carácter nacionalista. En concreto, ha expresado que su "agenda" no incluye responder a "consultas, presos o pactos", sino que se centra en el paro, las políticas sociales y la economía.

Al desgranar su línea estratégica, Mendia ha asegurado que solo llegará a consensos en cuestiones que afectan a la vida diaria de los ciudadanos como el paro, la pobreza, las políticas sociales o los derechos laborales. Tras un emocionado recuerdo a las víctimas del terrorismo, ha señalado que su formación afronta un "nuevo comienzo", aunque ha advertido que su esencia seguirá siendo la lucha contra las desigualdades.

Uno de los principales retos que afronta el PSE es detener el declive electoral y recuperar el espacio que ocupaba en la política vasca. Con este objetivo, Mendia ha presentado a los socialistas como la "garantía de la pluralidad y la tolerancia en este país" porque "la identidad no es el motor de nuestra política" sino valores como "la solidaridad, la justicia, la igualdad y la libertad".