Ir a contenido

EPISODIO POLÉMICO EN LA FIESTA MAYOR

Trabucaires ante la Fiscalía

Un concejal del PPC en Cardedeu denuncia a siete personas por disparar salvas ante su vivienda

EL PERIÓDICO
BARCELONA

¿Broma de mal gusto o acto intimidatorio? En estos términos se debate estos días sobre el episodio vivido el pasado 17 de agosto en Cardedeu, frente a la casa del concejal del PPC Jaume Gelada, cuando el grupo de trabucaires del pueblo disparó varias salvas frente a su domicilio. El regidor sostiene que simulaban un fusilamiento.

«Hicieron una parodia de fusilamiento, una especie de montaje donde llegaban desfilando, cantando el himno del PP, formando filas y haciendo unas salvas apuntando a mi domicilio», relató ayer Gelada en declaraciones a RAC-1 y Catalunya Ràdio. «He sido acosado, señalado y acusado en mi propia casa», añadió. «Por temor» a que estos hechos queden impunes, el PPC presentó ayer una denuncia ante la Fiscalía por «acoso e intimidación» contra siete de los 15 miembros de la colla de trabucaires que Gelada ha podido identificar, entre los que asegura que hay militantes de ERC, la CUP, y un socio de Òmnium.

En el bando contrario, los denunciados rechazan cualquier tipo de motivación política detrás de su actuación y aseguran tener la «conciencia muy tranquila». El portavoz de los trabucaires de Cardedeu, Manel Álvarez, explicó ayer que ante la vivienda del regidor popular hicieron «exactamente lo mismo» que durante todo el recorrido por el pueblo, en el que los miembros de la colla, igual que sucede en otros municipios de Catalunya, participaron en la despertada disparando con sus trabucos. Y descartó que vayan a disculparse: «Podríamos pedir perdón si le hemos molestado con las despertades, pero por simular un fusilamiento no nos disculparemos nunca, hicimos un acto de fiesta mayor».

Tanto el Govern como el Ayuntamiento de Cardedeu consideran «desmedida» la reacción de los conservadores. La consellera de Benestar i Família, Neus Munté, atribuyó ayer a la «tranquilidad» informativa del verano que el asunto se haya «salido de madre».

Reprimenda de la alcaldesa

La alcaldesa de este municipio del Vallès Oriental, Calamanda Vila, de CiU, no obstante, afeó el comportamiento de los trabucaires «cuando actuaron de forma molesta ante el domicilio de un concejal que no les es próximo». A su juicio, según añadió en un comunicado, estos hechos han dado motivos «para reaccionar como lo han hecho, desmedidamente, él y los medios de comunicación estatales poco amigos de Catalunya».

Del resto de partidos, solo terciaron en la polémica Ciutadans y el PSC. El líder de los primeros, Albert Rivera, consideró que se ha traspasado «una línea roja intolerable». Los socialistas, en cambio, mostraron su cautela ante una actuación que condenarán si se demuestra que hubo «mala intención».