Ir a contenido

DENUNCIA DE LA OFICINA CONTRA EL FRAUDE DE LA UNIÓN EUROPEA

El fiscal indaga el contrabando de tabaco y el blanqueo en Gibraltar

La UE considera que los dos delitos son cometidos por grupos organizados

Hacienda dice que en el 2013 el 60% de las incautaciones procedía del Peñón

MARGARITA BATALLAS
MADRID

La fiscalía de la Audiencia Nacional ha decidido investigar el contrabando de tabaco y el blanqueo de capitales denunciado por la Unión Europea en Gibraltar. La oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) ha concluido que ha aumentado el contrabando de tabaco en el Peñón en los últimos cuatro años. Una información que la Agencia Tributaria corroboró ayer al desvelar que en el 2013 el 60% de las incautaciones de tabaco tenían su origen en el Peñón.

El informe de la OLAF fue solicitado por Hacienda, según una nota de prensa de este organismo. La Agencia Tributaria celebró que la OLAF haya avalado su denuncia y defiende su actuación en los sistemas de control aduanero en Gibraltar.

La Unión Europea constató que tras este contrabando se esconden organizaciones criminales. Y destacó que en los últimos tres años el Peñón ha movido 110 millones de cajetillas de tabaco «cantidad que no puede ser consumida por los cerca de 29.000 ciudadanos» de Gibraltar. Otras fuentes sostienen que el fraude por esta práctica alcanza los 1.200 millones de euros en España y los 10.000 en Europa.

El informe de la OLAF llegó a la fiscalía general del Estado a primeros de este mes que, a su vez, lo remitió a la fiscalía de la Audiencia Nacional que dirige Javier Zaragoza. Fuentes de este organismo explicaron ayer que el fiscal jefe de la Audiencia tiene intención de abrir unas diligencias informativas para que un miembro del ministerio público lleve a cabo una mínima investigación antes de mandar sus pesquisas a uno de los seis jueces de la Audiencia Nacional.  Estas mismas fuentes han defendido la competencia de este tribunal para perseguir estos hechos porque se trata de delitos de españoles cometidos en el extranjero.

LAS REACCIONES/ El dirigente del PP Carlos Floriano celebró ayer esta investigación. «Es un motivo de satisfacción» porque ha quedado claro que España tenía razón. El Gobierno de Mariano Rajoy ha justificado las largas colas para entrar y salir de Gibraltar por la necesidad de incrementar los controles por el contrabando de tabaco. Por ello, Floriano apuntó. «No se puede tener en medio de la Unión Europea un paraíso fiscal».

Por su parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, pidió al Gobierno que investigue «hasta sus últimas consecuencias» el posible fraude fiscal en Gibraltar. Y Rosa Díez, de UPD, preguntó ayer al Gobierno cómo afecta a la economía española «el blanqueo de capitales en Gibraltar» y si piensa actuar junto al Reino Unido para acabar con esta práctica. IU dio un paso más y solicitó también en el Parlamento la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Temas: Gibraltar Tabaco