CONGRESO EXTRAORDINARIO DEL PSOE

Sánchez: "Desterremos palabras como crisis, violencia de género e independentismo"

El secretario general aclara a EL PERIÓDICO que no quiso asociar a los separatistas con movimientos violentos

El nuevo líder socialista se compromete a "modernizar la izquierda"

Pedro Sánchez abraza a su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez abraza a su antecesor Alfredo Pérez Rubalcaba. / JUAN MANUEL PRATS

3
Se lee en minutos
JUAN RUIZ SIERRA / Madrid

En su primer discurso largo como secretario general del PSOE, Pedro Sánchez ha colocado este domingo el independentismo a la misma altura que los asesinatos machistas. "Tenemos que desterrar de nuestro vocabulario palabras como crisis, desigualdad, violencia de género, independentismo…", ha dicho durante la clausura del congreso de los socialistas, donde los delegados han ratificado la decisión de los militantes de elegir a Sánchez nuevo líder del partido. Pero la frase resultó "desafortunada", según él mismo declaró a este diario posteriormente, al remachar: "En ningún momento he pretendido asociar el independentismo con ninguna expresión de violencia.

En un discurso de casi una hora, muy centrado en las críticas al PP, el jefe de la oposición se ha detenido en la tensión territorial en Catalunya para defender el federalismo y el "complicado" rol del PSC. "Yo soy federalista porque soy socialista. Engañan quienes dicen que libertad es igual a separación. Ser federalista es una cuestión también de sentimientos, de valores, es una postura política abierta al diálogo y al pacto", asegura.

Reforma de la Constitución

"Entre la recentralización de la derecha y el separatismo de [Artur] Mas, nosotros proponemos una reforma de la Constitución para que todos los españoles aprueben un marco de convivencia federal. Esa es la única vía que garantiza la unidad de los pueblos de España", ha dicho, antes de proclamar su "orgullo" hacia los socialistas catalanes. "En un momento de tanta tensión habéis sido los únicos que habéis levantado la bandera de la concordia y la convivencia", ha añadido.

La confesión del expresident Jordi Pujol, que el pasado viernes reconoció en un comunicado que durante 30 años ocultó en el extranjero la herencia de su padre, también ha estado presente. "Qué hipócrita el patriotismo que cuando quiere elegir entre patria y patrimonio, elige patrimonio y se lo lleva al país de al lado", ha señalado.

La reconquista del votante

Sánchez se ha presentado como el líder socialista que quiere "modernizar la izquierda" en España, un país "hastiado, indignado y herido". Él confía en recuperar todos los apoyos que ha ido perdiendo el PSOE en estos últimos años. "Salgamos a la conquista de los indignados, de todos aquellos votantes que ya no confían en nosotros como antes. Estoy convencido de que regresarán pronto. También vamos a ir al encuentro de aquellos que votaron al PP y están desencantados. Vamos a hacerlo con una política de progreso, sin populismo ni demagogias", ha explicado, en referencia a Podemos, el nuevo partido que en las últimas elecciones europeas logró cinco escaños, en gran parte a costa de antiguos votantes socialistas.

Cumplir lo prometido

Noticias relacionadas

"Para recuperar a toda esa gente hay una fórmula bien sencilla: cumplir lo que prometemos. Si prometemos transparencia, seremos transparentes. Vamos a publicar trimestralmente en internet las cuentas del partido. También vamos a publicar los bienes e intereses de los cargos públicos del PSOE", ha añadido Sánchez, que ha sido prolijo a la hora de detallar sus propuestas contra la corrupción y a favor de la regeneración democrática: acabar con el aforamiento total de los cargos públicos, reformar la ley de financiación de los partidos políticos "para que no pase lo que está pasando en el PP", endurecer el código penal en los delitos relacionados con la corrupción política y abrir las instituciones a la ciudadanía.

"Si Mariano Rajoy quiere regenerar la democracia, lo tiene fácil: que coja la escoba y limpie su casa", ha concluido Sánchez tras dejar claro que el PSOE se opondrá a la propuesta del PP de que el candidato municipal más votado deba ser nombrado alcalde. Este lunes, a partir de las cinco, el nuevo secretario general socialista tendrá la oportunidad de explicarle todas estas medidas en la Moncloa al presidente del GobiernoMoncloa .