EL 'CASO MÉTODO 3'

El fiscal pide imputar a Xavier Martorell por cargar al Barça el espionaje de políticos de Unió

El club, que también reclama su imputación, pagó informes presuntamente encargados por el exdirector de Prisiones sobre Xavier Amador y Joan Recasens

Pedro Ariche solicita que en la querella se le acuse también de los presuntos delitos de apropiación indebida y estafa

Xavier Martorell, en la comisión de control sobre casos de espionaje, en le Parlament, en mayo del 2013.

Xavier Martorell, en la comisión de control sobre casos de espionaje, en le Parlament, en mayo del 2013. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / Barcelona

El F.C. Barcelona no solo contrató a la agencia de detectives Método 3 para espiar a vicepresidentes, jugadores como Gerard Piqué o empleados del club. En la época en que el hasta junio del año pasado era director de Serveis Penitenciaris de la Generalitat, Xavier Martorell, era el responsable del club (2008-2011), el Barça pagó informes que nada tenía que ver con la entidad azulgrana. Entre esos dosieres hay dos sobre dos dirigentes de Unió, Xavier Amador Joan Recasens, que compartían en ese momento grupo municipal con Martorell en el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallés.

El fiscal Pedro Ariche ha solicitado este miércoles al juez que tramita una querella presentada por el club que impute a Martorell, que en la actualidad trabaja en el puerto de Valencia, por los presuntos delitos de apropiación indebida y estafa. Los abogados del Barça también han pedido la imputación de Martorell.

La policía ha elaborado un exhaustivo informe sobre lo hallado en los ordenadores incautados a la agencia de detectives. En los equipos informáticos se han encontrado numerosas facturas relacionadas con supuestos encargos del Barça o de sus directivos realizados por Método 3. Los servicios prestados van desde el control y vigilancia de promotores de mociones de censura contra la directiva del club en el 2008, hasta gestiones realizadas en el 2008 entorno a Sandro Rosell, que fue presidente de la entidad, su nivel de ingresos y su actividad empresarial en Brasil. Los agentes han analizado 132 facturas, así como correos electrónicos.

Una de las facturas sospechosas que supuestamente pagó el Barça y que no tienen nada que ver con la entidad está relacionada con los dos dirigentes de Unió, aunque también hay documentación sobre las pesquisas realizadas a un exdirector de innovación y tecnología del Ayuntamiento de Sant Cugat. Según publicó en abril del 2013 EL PERIÓDICO, la agencia de detectives facturó al F.C. Barcelona algunos de estos servicios bajo el concepto "Dpto presidencia-seguridad ser Laporta". El precio rondaba los 5.000 euros. Tanto Amador como Recasens denunciaron el espionaje.

Noticias relacionadas

El almuerzo de Camacho y Álvarez

Martorell dimitió como director de Serveis Penitenciaris de la Generalitat en junio del 2013, tras salir a la luz que la agencia de detectives Método 3 había grabado una conversación en el restaurante la Camarga de Barcelona entre la dirigente del PPCAlicia Sánchez-Camacho, y Maria Victoria Álvarez, la examante de Jordi Pujol Ferrusola.

Temas

Espionaje