PROCESO JUDICIAL POR PRESUNTA CORRUPCIÓN

El fiscal pide dos años y medio de cárcel para Xavier Crespo

El diputado de CiU y exalcalde de Lloret es acusado de cohecho y de prevaricación

La fiscalía le atribuye haber beneficiado a un empresario ruso a cambio de regalos

El diputado Xavier Crespo, el pasado mes de mayo, en el Parlament.

El diputado Xavier Crespo, el pasado mes de mayo, en el Parlament. / ALBERT BERTRÁN

3
Se lee en minutos
J. G. ALBALAT / BARCELONA
MAYKA NAVARRO / MADRID

Los fiscales anticorrupción Fernando Bermejo y José Grinda solicitan en su escrito de acusación dos años y seis meses de prisión, 17 años de inhabilitación para ejercer cargo público y una multa de 831.600 euros para el diputado de CiU y exalcalde de Lloret de Mar Xavier Crespo, por un delito de cohecho pasivo y otro de prevaricación. El ministerio público atribuye al político nacionalista haber dispensado presuntamente un trato de favor en la construcción de un centro comercial al empresario Andrei Petrov, a quien los investigadores vinculan a la mafia rusa, a cambio de regalos y donaciones a los clubs de hockey y fútbol de la población. CDC salió ayer en defensa del exedil y anunció que pedirá el archivo del proceso judicial.

La Fiscalía Anticorrupción, que entregó ayer su escrito de acusación en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), el órgano que investiga el presunto soborno, también reclama dos años de prisión y multa para el empresario ruso Andrei Petrov; dos años y tres meses de prisión e inhabilitación para Josep Valls Méndez, exconcejal de Urbanismo de Lloret de Mar; dos años de prisión, inhabilitación y multa para Joan Perarnau, que fue presidente del club de hockey, y dos años y un mes de prisión e inhabilitación para la arquitecta María Pilar Gimeno.

La acusación pública sostiene que, con la finalidad de obtener facilidades administrativas para la construcción de un centro comercial en la antigua plaza de toros de Lloret, Petrov agasajó al que era alcalde de la población y al concejal de Urbanismo. Así, en febrero del 2008 invitó a Crespo y a su familia a un viaje a Rusia. También patrocinó a los clubs de hockey y fútbol y supuestamente regaló al ahora diputado de CiU un reloj de 2.200 euros. La empresa de Petrov consiguió que se le rebajase el 50% el impuesto de licencia de obras para el complejo comercial. Y tampoco presentó el aval de 1,9 millones de euros pactado por  el convenio urbanístico para garantizar la correcta ejecución de las obras. Incluso se comenzó la construcción antes de que se aprobara el proyecto, lo que era «conocido y consentido» por Crespo y Valls. Además, el empresario no presentó otro aval para la hacer un aparcamiento en el solar que ocupó un antiguo hotel.

Noticias relacionadas

LA REUNIONES / La fiscalía detalla que Petrov mantuvo varias reuniones con Crespo y Valls en las que los dos cargos públicos trasladaron al empresario ruso «la idea de que podía obtener facilidades administrativas en la construcción del complejo inmobiliario que se iba a realizar en la plaza de toros, a cambio de determinados favores». De esta manera, y en atención a los cargos que desempeñaban los dos acusados, Petrov decidió «tratarlos bien». Por ello, invitó a Crespo, a su mujer y a su hijo a Rusia, un viaje que le costó, billetes de avión incluido, 5.000 euros.

La acusación detalla los pagos que Petrov hizo como patrocinio del club de hockey y de fútbol. El importe acordado por Crespo y el empresario ruso ascendía a 90.000 euros por temporadas durante tres años. Petrov pagó en septiembre del 2007 un total de 30.000 euros, que fueron ingresados en las cuentas del club. A partir de entonces, libró cheques con distintas cantidades. Esos talones eran «introducidos en un sobre, por indicación expresa del alcalde» y eran recogidos en la sede de la compañía de Petrov por el también acusado Perarnau, que era presidente del club de hockey y quien, según el fiscal, «conocía lo ilegal de patrocinio». Crespo siempre ha negado que percibiera prebendas y que favoreciera al empresario.