Ir a contenido

FUNDACIÓ CATALUNYA I TERRITORI 3 ERROR SUBSANADO

El fiscal también acusa a Unió

El fiscal Emili Sánchez Ulled apunta a Unió Democràtica de Catalu-nya (UDC) como responsable civil en el proceso por presunto desvío de fondos de la Fundació Catalu-nya y Territori, una entidad afín al partido democristiano. Parte del dinero desviado, según la acusación, benefició al partido que dirige de Josep Antoni Duran Lleida.

En el escrito de acusación presentado hace unos días por el fiscal al juzgado de Barcelona que investiga el caso no se incluyó, por error, a Unió. Ayer, Sánchez Ulled lo subsanó. Durante la instrucción, el juez dio la condición de responsable civil a título lucrativo a UDC. El partido ya ha devuelto 195.000 euros, pero, según la acusación, todavía no ha retornado todos los fondos desviados de los que se aprovechó.

El fiscal reclama penas de hasta 17 años de cárcel para los antiguos responsables de la fundación por vaciar los fondos de la entidad. En su escrito, detalla que Unió se benefició de la trama delictiva, al eximir la entidad al partido de pagar el alquiler de algunos locales y, posteriormente, vendérselos a «un precio inferior al del mercado».

La fundación también pagó servicios a una empresa privada que, en realidad, debía facturar el partido democristiano. UDC tenía una deuda con Kontrats Produccions,  que le organizaba congresos y  jornadas. Su administrador declaró que el que era gerente del partido, fallecido hace poco, le indicó que enviara las facturas al grupo IMS, que, a su vez, se había nutrido de fondos de la fundación (1,8 millones) y en el que había miembros de la misma entidad. J. G. ALBALAT