27 may 2020

Ir a contenido

El documento

El «amor a España» definirá el plan de exteriores del Gobierno

Un informe aconseja a Margallo «sinergias y entendimiento» con Catalunya

IOLANDA MÀRMOL / Madrid

Fueron los exministros de Asuntos Exteriores Marcelino Oreja y Javier Solana quienes acompañaron al actual titular de esa cartera, José Manuel García-Margallo, en la presentación oficial del informe Hacia una renovación estratégica de la política exterior española, elaborado por el Instituto Elcano. En dicho informe, cuyo contenido fue adelantado por este diario el pasado domingo, han participado más de 200 expertos de los ámbitos de la universidad, la política y la Administración y en él se aconseja al Ejecutivo de Mariano Rajoy, entre otras muchas cosas, que busque las «sinergias» y el «entendimiento» con autonomías como Catalunya. De hecho, advierte de que las «tensiones territoriales» ponen en cuestión el pacto constitucional y perjudican seriamente la imagen de España. En este contexto, invita al Gobierno popular a asumir de manera «explícita» la pluralidad territorial en la proyección exterior.

Margallo se prestó a participar en la presentación de dicho informe, que definió como «abierto» y que, en parte, podría servir al Gobierno como inspiración a la hora de elaborar un plan estratégico propio de acción exterior que, según el actual ministro de Exteriores, buscará el consenso e intentará ser una muestra de «patriotismo y amor a España».

«OPERACIÓN DE ALTOS VUELOS» / No se refirió Margallo a Catalunya ni al desafío soberanista en ningún momento de su intervención. No quiso comentar las recomendaciones que, sobre este asunto, hace el informe que el presidente de Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, le puso ayer sobre la mesa. Se limitó a apuntar el jefe de la diplomacia española que ya está preparando un «redespliegue» del servicio exterior  del país y que se pondrá en marcha una operación de «altos vuelos» en la que espera contar, dijo, con la colaboración de los partidos de la oposición y el «aliento» de la sociedad española.

Sí le dedicó tiempo Margallo, como también hizo Solana cuando tomó la palabra, a analizar el papel que España está desempeñando en la Unión Europea: ambos reconocieron que, como señala el informe de Elcano, se ha perdido peso, especialmente en instituciones como el Banco Central Europeo (BCE), donde se ha perdido una silla. En este contexto, Margallo recalcó que en primavera volverá a haber un reparto de poder en el seno de Europa -que celebra elecciones el 25 de mayo- y que España debe ir «a por todas».

Por último, el ministro reveló que ha pedido a los embajadores que sondeen a empresarios extranjeros con intereses en España sobre las trabas que encuentran para invertir.