09 jul 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL Presidente de ERC

Oriol Junqueras: "La elección es entre un país nuevo y la España de los 50"

EL PERIÓDICO
SANT VICENÇ DELS HORTS

Oriol Junqueras recibe a este diario en su sancta sanctorum de Sant Vicenç dels Horts, de donde es alcalde. Tras alimentar el fuego de la chimenea que preside la sala y servir café (de cafetera italiana, tipo Oroley, ¿what else?), exclama: «¡Qué placer desconectar unos días!» . Ha sido un año ajetreado para él.

-Se acaba el 2013, el de preparación de la consulta. ¿Qué balance hace?
-El primer balance es muy negativo, porque, a pesar de que hay unos primeros indicios de recuperación, la gente sigue sufriendo mucho por la crisis. Y precisamente porque nos preocupa esto queremos dotarnos de las herramientas de un Estado. En este aspecto ha sido positivo. Estamos ante una oportunidad histórica. Nunca se había ido tan lejos al fijar, a través de la pregunta, un horizonte, el de la independencia.

-¿Cree que en este año ha aumentado esa mayoría social por la independencia a la que alude? Las encuestas señalan un estancamiento.

-Creemos que la mayoría social es cada vez más amplia. Se ha pasado de un 40% hace un año al 54% actual, en una pregunta binaria, y a un 48% en una abierta. Hace poco vi una portada de EL PERIÓDICO de mayo del 2012, en la que se reflejaba una encuesta: el 60% de los catalanes abogaban por el concierto económico. En un año y medio se ha avanzado mucho.

-El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el viernes que trabajaría arduamente para que no hubiera consulta. ¿Artur Mas se ha comprometido a ir hasta el final, aunque sea a costa de transgredir la legalidad española?

-El compromiso que todos adquirimos, y también el president, es que se hará lo posible por hacer la consulta. El Estado puede tratar de impedirla, pero cuanto más intensamente nosotros intentemos votar, más razón moral y política iremos acumulando, también a ojos de la comunidad internacional. Tenemos que persistir.

-¿Se puede realizar una consulta contra la voluntad de los ayuntamientos del PSC y el PP?

-Estoy convencido de que la consulta se hará y ojalá sea con el apoyo de todo el mundo local. Si la opinión de los ayuntamientos fuera significativa, habría muchas localidades que no estarían integradas en la OTAN.

-En cuanto al recuento de esa consulta, ¿al sí-sí le podría bastar un 49,9% del voto emitido para decir que ha ganado? Es decir, con la victoría simple del  en cada una de las dos partes de la pregunta.

-Nosotros aplicaremos lo mismos criterios que ha utilizado el Estado español. Con todo, nuestro objetivo es alcanzar más del 50% de votos emitidos. Además, todos aquellos que, legítimamente, son federalistas, confederalistas y concertistas podrán seguir constatando que el Estado no tiene ninguna intención ni de federarse, ni de confederarse ni de otorgar el concierto económico. Y acabarán votando que sí. Además, la independencia es el único mecanismo real, si lo quiere la mayoría de catalanes, que puede permitir un pacto con España. Un pacto entre Estados independientes, de igual a igual. Es lo que defiende EUiA.

-Hay fecha y pregunta y la voluntad de Mas para hacer todo lo posible para realizar la consulta. Se dan las condiciones planteadas por ERC para entrar en el Govern.

-La predisposición existe. Falta que nos llame el president y luego que nos pongamos de acuerdo en qué áreas y qué personas son las idóneas para que podamos aportar más a la gobernabilidad del país de lo que ya hacemos mediante el pato de estabilidad. Si se llega a algún acuerdo estaremos encantados de entrar en el Govern. Y si no nos llama, estaremos encantados también de contribuir mediante el pacto parlamentario.

-¿Piensa en el departamento de Governació? ¿El de Empresa?

-Todas las áreas tienen su importancia. Cierto es que hay algunas que son prioritarias para ERC , porque se ajustan a su ideario: las de carácter económico que se involucran más con la sociedad y aquellas que están orientadas a poner el futuro en manos de los catalanes.

-¿Faltan apoyos del exterior al proceso soberanista?

-Es justo lo contrario. Lo meritorio es que no haya pronunciamientos en contra. Nadie nos reconocerá antes de que demostremos, vía ejercicio del voto, que queremos ser reconocidos. La pregunta clarifica mucho lo que intentamos hacer. En la medida en que el Estado no nos dice que no podemos ser independientes, sino que no podemos votar, lo que está haciendo es convertir la independencia en sinónimo de democracia y facilita el posicionamiento de la comunidad internacional.

-¿Una lista soberanista en las europeas de mayo no sería un mensaje a Europa?

-Nosotros no somos los que decimos que no. ICV no quiere ir con CiU, Unió tampoco con ERC. Parece difícil. La duda es si es mejor una lista conjunta o un acuerdo programático. Y en cuanto a CiU, cabe recordar que cada vez que ERC ha ofrecido una lista unitaria, ellos han dicho que no. Por ejemplo, en las últimas europeas, en las que yo me ofrecí a ir de tres, tras Ramon Tremosa y Raül Romeva.

-¿Qué opina de la reforma de la ley del aborto del Gobierno?
-Pone en la ilegalidad al 90% de las mujeres que se ven forzadas a abortar. Es por tanto una ley equivocada. Es obvio que hay supuestos, que la ley deja fuera, en los que es razonable que la mujer aborte. Por ejemplo, la salud, y no solo la vida, de la madre.

-Viendo la reacción que la reforma ha suscitado en el extranjero, ¿cree que el Gobierno español está ganando mala imagen?
-Los gobiernos españoles, del PP y el PSOE, siempre han tenido mala imagen, porque incumplen directivas europeas. El PP, con la ley de seguridad pública, la reforma del aborto y el veto al voto de los catalanes, está acumulando desprestigio. Y los catalanes deben pensar que el 9 de noviembre no estarán eligiendo entre una Catalunya independiente y una España que está como ahora, sino que estará peor. Porque viene una reforma de las pensiones, otra reforma laboral y las leyes que antes he dicho. La elección será entre un país nuevo y de futuro y una España involutiva, que cada vez recuerda más a la España de los años 50 o 60.