11 jul 2020

Ir a contenido

El PP toma aire pese a la crisis y la corrupción

Rajoy perdería 54 escaños pero ha remontado en el último semestre

El PSOE cae, IU y UPD frenan su ascenso y C's irrumpe en Madrid

JOSE RICO / Barcelona

El PP toma aire pese a la crisis y la corrupción

Cambio de tendencia en pleno ecuador de la legislatura. El Barómetro Político de España del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO brinda un respiro a Mariano Rajoy, que ganaría de nuevo las elecciones con una marca de 132 a 136 diputados (hoy tiene 186). La caída podría llegar a ser de hasta 54 escaños, pero el partido ha repescado una quincena en los últimos cinco meses. El sondeo se realizó la última semana de noviembre, pocos días después de conocerse la nueva ley de seguridad ciudadana y de que el juez del 'caso Bárcenas' hallase indicios de la existencia de una contabilidad en negro en el PP.

El repunte ha sido de un punto y medio en voto estimado, con lo que Rajoy registraría hoy el 29,5% de los sufragios, casi 15 puntos menos que en las elecciones del 2011. En el resto de indicadores, el PP también ha tomado aire y, por ejemplo, ha recortado medio punto la distancia que le separaba del PSOE en intención directa de voto, el voto sin 'cocina'. El 17,3% de los ciudadanos apoyarían a los socialistas; un 16,1%, a los populares. Los socialistas obtiene el peor resultado de toda la legislatura. A duras penas llegarían al 25% de los votos --tres puntos menos que en las elecciones-- y sus 110 diputados actuales podrían quedarse en 104 o, en el mejor de los casos, 108.

Este desencanto con los dos grandes partidos continúa nutriendo a las minorías, aunque las dos marcas que hasta ahora recogían la mayor parte de esta desafección, IU y UPD, ven frenado en seco su crecimiento, sobre todo porque la mayoría del voto que ceden populares y socialistas pasa a engrosar el porcentaje de indecisos y desmovilizados, que alcanza el 37,6%. IU lograría de 32 a 34 escaños (hoy tiene 11) y UPD obtendría 28 o 29 diputados (ahora tiene 5). El órdago soberanista catalán se plasmaría en el Congreso con una fuerte crecida de ERC (de 3 a 9) y la entrada del Movimiento Ciudadano, marca estatal de Ciutadans. El sondeo le otorga de 2 a 4 escaños. CiU también perdería fuelle en la Cámara baja; de 16 a 12 escaños.