Homs llama a convertir las europeas en "el ensayo general" de la consulta

El Gobierno "ya no podrá hablar de mayoría silenciosa, habremos votado", afirma el 'conseller'

El ’conseller’ Homs llama a convertir las europeas en el ensayo general de la consulta. / ACN

4
Se lee en minutos
ACN / Barcelona

Francesc Homs, 'conseller' de la Presidencia, ha llamado a convertir las elecciones europeas en el "ensayo general" de la consulta y en la "siguiente gran cadena humana". Homs, en una entrevista a la ACN, ha instado a aprovechar la cita europea para hacer un simulacro de la consulta y ha asegurado que el Gobierno está "aterrado" porque no podrá evitar que los catalanes "se cuenten" en estas elecciones. "Ya no podrán hablar de mayoría silenciosa, habremos votado. Están preocupadísimos porque saben que aquí no pueden actuar. Y disimularán, dirán que esto no vale, pero serán los primeros que vendrán a hacer campaña y a hacer el discurso del miedo", ha augurado.

Homs ha considerado que las elecciones europeas del próximo mes de mayo "no serán neutros desde el punto de vista del proceso". "¿Nos prohibirán aquel día ir a votar porque no se puedan hacer lecturas? Ahí tenemos una oportunidad para hacer un ensayo general extraordinario", ha remarcado el 'conseller', que ha indicado que será la "siguiente gran cadena humana" en Catalunya y que la gente irá a votar en familia, igual que participaron grandes y pequeños en la Vía Catalana la pasada Diada.

El dirigente de CDC ha defendido que de esta cita europea se podrá hacer una lectura en clave nacional, porque el debate será exactamente el mismo que hay ahora. La diferencia será precisamente, ha continuado, que no se podrá evitar que la gente se exprese, por mucho que "algunos volverán a decir que no se pueden leer los resultados no sé cómo".

"Esto no vale"

"Esto no vale"Homs ya ha pronosticado que los miembros del Gobierno "disimularán y dirán que esto no vale y que no se puede mezclar una cosa con la otra", pero la realidad, ha añadido, es que la contienda electoral será una oportunidad para poder contar quién está a favor y quien en contra de un estado propio en Catalunya.

El 'conseller' ha pedido a los catalanes que sean conscientes de esta "jugada evidentísima", igual que ya lo es el Gobierno, que está "atemorizado" por lo que pueda pasar en estos comicios. "Si no aprovechamos esta oportunidad como país es que quiere decir que vamos muy despistados. Allá nos podremos contar, ya no podrán hablar de mayoría silenciosa. Ya no podrá salir la Soraya a decir que la mayoría silenciosa se ha quedado en casa", ha advertido.

Según Homs, el Gobierno tiene marcadas estas elecciones como uno de los acontecimientos preocupantes en los próximos meses, porque "les aterra desde el punto de vista del proceso" lo que pueda pasar en Catalunya. "Y no se las pueden sacar de encima", ha añadido. El 'conseller' ha augurado que por mucho que el Gobierno defienda que de estos comicios no se pueden hacer segundas lecturas, serán los primeros que vendrán a hacer campaña y "el discurso del miedo".

Está convencido que habrá consulta el 2014

Está convencido que habrá consulta el 2014El portavoz del Gobierno se ha mostrado convencido que el 2014 se podrá celebrar la consulta. "Si desde Cataluña hacemos los pasos que se tienen que hacer, y yo creo que estamos en el camino de hacerlos, acabaremos haciendo la consulta", ha señalado.

Homs ha expresado su optimismo respecto a la actitud de los partidos políticos, y ha dado por hecho que habrá un acuerdo sobre la pregunta y la fecha, "donde estará Duran, estará ERC y estará CDC, como mínimo". "Si no estamos todos estos, y para ir bien también otros, no hay propuesta. Y sólo podemos llegar a un acuerdo. Se imaginan que a final de año no hubiéramos sido capaces? No podríamos salir a la calle", ha exclamado.

Noticias relacionadas

A parecer del consejero, más allá de las discusiones del día a día, que continuarán siendo, en Cataluña hay "mucho más consenso en el diagnóstico" del que parece, y todos los partidos se dan cuenta de "la embestida de la política española, tanto del PP cómo del PSOE". El portavoz ha apuntado que el papel del Gobierno será el de facilitar las condiciones porque se llegue a un acuerdo y situar los rifirrafes que puedan haber en el lugar donde tocan, es decir, "en el nivel razonable en la relación entre los partidos".

Es por eso que no ha querido avanzar nada sobre la fecha y la pregunta, ni tampoco entrar en la crítica a partidos que el Gobierno quiere que formen parte del acuerdo, como es el caso de UDC, porque "la cuestión no está centrada en las discusiones que se puedan tener en la política catalana", ha defendido, "sino en la actitud de la política española, que es de incomprensión total, que está a la raya del desprecio". "Aquí es donde tenemos el problema gordo", ha concluido. En esta línea, ha situado la reunión entre el presidente del comité de gobierno de UDC, Josep Antoni Duran y Lleida, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, en los muchos encuentros entre partidos que hay, afirmando que "cuanto más reuniones haya, mejor".