NUEVA TANDA DE CORREOS DEL EXSOCIO DEL DUQUE DE PALMA

Urdangarin utilizó a sus empleados para su tesina de Esade

La defensa de Torres pretende demostrar que algunos empleados de Nóos faltaron a la verdad ante el juez

Urdangarin recibe un diploma de Esade, en junio del 2001.

Urdangarin recibe un diploma de Esade, en junio del 2001. / JULIO CARBÓ

2
Se lee en minutos
MARISA GOÑI / J. G. ALBALAT / Palma

Diego Torres pone en evidencia que su exsocio Iñaki Urdangarin se sirvió de terceros para elaborar su tesina en Esade, según una nueva remesa de correos que ha entregado este martes al juez que investiga el 'caso Nóos', José Castro. Entre la documentación aportada, figura un correo remitido el 4 de mayo de l2005 por el apoderado de Urdangarin, Mario Sorribas, a otro empleado del Instituto Nóos, Ivan Carballido, emplazandole a un encuentro: "Viernes a las 9.30 reunión con Pedro Parada para la tesina de IU. ¿Qué te parece?", dice la misiva con logo del Valencia Summit.

Pedro Parada fue uno de los profesores de Esade que atrajo el yerno del Rey a su fundación, participó en diversos foros y sustituyó al secretario de las infantas, Carlos García Revenga, como tesorero de Nóos en el 2006. Trece días después, Carballido se queja de la carga de trabajo que está asumiento, "con veinte frentes al mismo tiempo", entre los que cita "la tesina de Iñaki". También lamenta el comportamiento de Parada: "sigo esperando al señor Parada que un día más parece que nos hará vacío social".

Pero esta no fue la única vez que Urdangarin solicitó a servicios de 'plumilla'. El 19 de marzo del 2005, el duque de Palma pidió a Sorribas y Carballido ayuda para "preparar un texto para un libro que se está preparando con motivo del cumpleaños de un conocido de mi mujer y mío". Resultó ser el exministro de Justicia José María Michavila. El yerno del Rey se limitó a apuntar aspectos a destacar como que lo habían conocido en los últimos cuatro años, que era "hombre de familia", que había sido "ministro con 40 años" y su "alta capacidad de escucha en todos los niveles". Cuatro días después, Carballido envió a Urdangarin "una primera versión" con un tono "un poco exagerado" para que el marido de la infanta Cristina aportase los comentarios que considerase oportunos con el fin de alcanzar "un punto emocional óptimo".

Vaguedades al descubierto

Noticias relacionadas

Con estos correos, Torres pretende demostrar que algunos subordinados de Nóos, como Carballido y Sorribas, han faltado a la verdad en sus declaraciones ante el juez, respondiendo con vaguedades de asuntos sobre los que la correspondencia manejada entre ellos revela que tenían mayor conocimiento.

Apoyado en correos, el letrado de Torres, Manuel González Peeters, subraya contradicciones detectadas en sus comparecencias y en cuestiones clave sobre si recordaban o no haber recibido órdenes de Urdangarin, así como el mando real de este tras su aparente abandono de Nóos en el 2006. "¿Me podrías decir en qué dirección electrónica puedo localizar a Iñaki? Lo digo para enviarle las instrucciones para el login y el manejo básico del Diario de la Fundación...", reclama Carballido a Torres en enero del 2007, en relación con la Fundación Cultura Deporte e Integración Social, la tercera que montaron tras el desmantelamiento del Instituto Nóos y Areté. De esta forma, el yerno del Rey podía acceder a las partes privadas de la web de esta nueva entidad que, según la investigación, se utilizó en la evasión de capitales.

Temas

Caso Nóos