Presuntas irregularidades de cargos públicos

El extesorero del PP ocultó 22 millones en varias cuentas suizas

Bárcenas movió el dinero en el 2009 tras ser imputado por el Tribunal Supremo

El PP se limita a pedir que concluya la investigación y el PSOE exige explicaciones

Bárcenas (derecha) acude con su abogado a los juzgados de Valencia, el pasado mes de mayo.

Bárcenas (derecha) acude con su abogado a los juzgados de Valencia, el pasado mes de mayo. / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

MARGARITA BATALLAS
MADRID

Luis Bárcenas, exsenador y extesorero del PP, admitió en marzo del 2011 que viajaba mucho a Suiza para esquiar y practicar alpinismo, aunque se le olvidó mencionar que en un banco de Ginebra tenía abiertas cuatro cuentas en las que llegó a contar con un saldo de 22 millones de euros en el 2007. Estos datos han trascendido después de que las autoridades del país helvético hayan informado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre dichos depósitos.

En esta información se acredita que Bárcenas cerró estas cuentas en el 2009, cuando fue imputado por el Tribunal Supremo por elcaso Gürtel,y transfirió el capital a otras en el mismo banco. Los datos facilitados establecen que los posibles delitos de cohecho, contra la Hacienda pública y blanqueo de capitales comenzaron en el 2001. Por ello, el juez ha ampliado la investigación.

Hasta ahora se sabe que en el 2005 el exsenador popular tenía un saldo de 14.885.976 de euros en una cuenta de Dresdner Bank a nombre de la fundación panameña Sinequanon, que se elevó a 19.757.330 euros en el 2006 y a 22.144.832 euros a finales del 2007. Posteriormente, los depósitos retrocedieron hasta los 13.673.661 a finales del 2008 y a 11.853.921 en octubre del 2009.

Las autoridades suizas han constatado que tras estas cuentas se escondía Bárcenas, al que identificaban con las iniciales Mr L.B., L.B.G. y con su nombre completo. La documentación también incluye una fotocopia del DNI del exsenador.

COMISIONES / El juez ha remitido estos datos a la Agencia Tributaria y a la policía, que también deberán investigar a Eduardo Eraso, identificado como un posible testaferro del jefe de latrama Gürtel, Francisco Correa. Presuntamente, Eraso optó por Suiza para ocultar las comisiones que percibió de sus contactos con la Comunidad de Madrid y Valencia.

Te puede interesar

El PP evitó ayer arremeter contra Bárcenas, que ya no es militante, y se limitó a pedir que la investigación termine y se conozcan las «responsabilidades penales si las hubiera». El número tres del partido, Carlos Floriano, aseguró que la dirección del PP no tenía más información de la que había salido en los medios. Floriano no quiso responder si la cúpula del partido se sentía traicionada por el extesorero, al que Mariano Rajoy, entre otros, defendió durante meses pese a estar implicado en elcaso Gürtel. El secretario de política autonómica del PSOE, Antonio Hernando, exigió explicaciones a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y a la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, que, recordó, «tanto hablaron de otras cuentas en Suiza y de otros casos que afectaban a otros partidos».

Por otra parte, la fiscalía Anticorrupción presentó ayer su escrito de acusación contra 13 personas imputadas por los contratos de la Generalitat Valenciana con la empresa que dirigía Álvaro Pérez,el Bigotes. La fiscalía reclama 11 años de prisión para la exconsejera de Turismo Angélica Such y para el exjefe del gabinete de la Agencia Valenciana de Turismo Rafael Betoret. Y pide 10 años para Correa y Pablo Crespo.