Nacionalistas y conservadores

Mas replica a Duran que nadie sabe si Catalunya estaría o no dentro de la UE

Opina que las pegas de Chacón al derecho a decidir evidencian la indefinición del PSC

El 'president' corrige al líder de Unió por dar casi por hecha la exclusión del organismo

El ’president’, Artur Mas, ante la basílica de San Basilio de Moscú, ayer.

El ’president’, Artur Mas, ante la basílica de San Basilio de Moscú, ayer. / EFE / JORDI BEDMAR

2
Se lee en minutos
SONIA GUTIÉRREZ
MOSCÚ / ENVIADA ESPECIAL

El presidente de la Generalitat,Artur Mas, le dio ayer un clarotoque de atención a su número dos en CiU,Josep Antoni Duran Lleida. El martes, el líder de Unió dio casi por hecho que unaCatalunya separada de España quedaría fuera de la UE, y ayer trascendió que en el último consejo nacional de su partido se leyó una carta del mandatario democristiano en la que este veía «casi imposible» la pertenencia al organismo comunitario y añadía que no sería él quien saliera a la calle «a echar un cubo de agua fría» porque acabaría «condenado a la hoguera pública», según publicóEl País. No le gustaron en absoluto esos comentarios alpresident, quien sostuvo que, aunque se ha especulado mucho sobre la postura de Bruselas, nadie sabe realmente qué pasaría porque «no ha habidoningún precedente» de emancipación en un país miembro.

El jefe del Govern, que se encuentra deviaje oficial en Moscú para potenciar las relaciones económicas entre Catalunya y Rusia, subrayó que «quien quiera presumir de que sabe [si la UE aceptaría la incorporación de un Estado catalán] se lo puede ahorrar», y redobló su reprimenda a Duran al comentar que, en el caso de CiU, lo que cuenta es el programa electoral.

Los nacionalistas son conscientes de que la pertenencia a la UE es clave para que sus tesis a favor del Estado propio logren el respaldo de muchos catalanes, por lo que emiten continuamente mensajes para tender puentes. Por eso, al margen de los que dicte la normativa, Mas defendió que sería de «sentido común» que una Catalunya separada de España siguiera en los organismos comunitarios porque, si se siente europea y cumple las normas, no sería lógico entrar en «separaciones absurdas».

Sorprendido con los socialistas

Noticias relacionadas

Elpresidenttambién aprovechó lasdeclaraciones de Carme Chacón poniendo pegas al derecho a decidirpara cargar contra la falta de definición delPSCante el proceso soberanista. «Me sorprende que dentro del PSC no sepan dónde están. Un partido importante debe tener las ideas claras y conjunción interna», dijo después de haber criticado a Duran.

Más beligerante aún se mostró conJosé Montilla por relacionar los referendos con las dictaduras. «Los aires de Madrid no le deben sentar bien», ironizó, para añadir queno es propio de un expresidente de la Generalitat hacer tales declaraciones. El líder de CiU recordó que cuando Montilla era el líder del PSC y Pasqual Maragall,president, se celebró el referendo del Estatut, y aseguró que él no duda de su carácter democrático.