Presunta malversación de fondos públicos

La trama daba consejos para sablear a la Administración

Nóos asesoró a una empresa que buscaba subvenciones para un torneo de tenis

1
Se lee en minutos
M. G. / PALMA
J. G. A. / BARCELONA

La trama Nóos daba lecciones de cómo articular convenios para obtener el máximo beneficio con el menor compromiso y eludiendo los controles, según se desprende de las diligencias judiciales. Así, por ejemplo, hay un correo en el que una empleada del grupo da ideas a un tal Jordi en relación a un convenio que debía suscribir International Managament Group (IMG) con Illesport, entidad dependiente del Govern balear, para la organización de un torneo de tenis que de facto se celebró en octubre de 2004 y contó, entre otros, con la presencia de Rafa Nadal y Carlos Moyà.

Noticias relacionadas

«Es importante que el importe de la subvención no esté condicionada a la realización de ninguna inversión concreta por parte de IMG y cuya realidad deba justificarse a Illesport», sugiere la trabajadora. «Yo quitaría del convenio todas aquellas obligaciones asumidas por IMG ante Illesport diferentes de la pura organización del torneo (publicidad, por ejemplo)», prosigue, para propugnar luego elaborar «un documento aparte en el que se recoja qué recibirá IMG no como subvención sino como retribución por la realización del torneo».

«¡QUÉ MIEDO!» / Es decir, cómo sacar un canon limpio. El presupuesto del evento celebrado en una playa de Calvià (Mallorca) y que acabó con una denuncia por los daños en la arena se elevó a 523.000 euros. Un asistente a las reuniones apuntó sus temores. «Los contratos se firman entre Patrocinadores e IMG, pero pagan directamente a la Fundación. ¡Qué miedo! Igualmente los proveedores pagan a IMG. Más miedo», desvela un documento incautado.