DECISIÓN DE UN JUEZ DE BARCELONA

Imputado por cohecho un cargo de la Oficina Antifrau de Catalunya

Carles Quílez está acusado de alertar presuntamente a un confidente policial investigado

Se lee en minutos

EFE / Barcelona

Un juez de Barcelona ha citado a declarar como imputado al director de análisis de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC), Carles Quílez, por los delitos de cohecho y revelación de secretos al alertar presuntamente a un confidente policial investigado como posible narcotraficante.

Según fuentes judiciales, Quílez ha sido imputado después de que lo implicara ante el juez un exconfidente policial vinculado presuntamente a una trama de corrupción de la que forman parte mossos d'esquadra, guardias civiles y urbanos y policías nacionales.

En su declaración judicial, el confidente Manuel G.C. implicó a Quílez por haberle alertado, cuando ya había sido nombrado director de análisis de la Oficina Antifrau, de que estaba siendo objeto de una investigación policial y de que tenía los teléfonos pinchados.

Supuestos regalos del confidente

Según esa declaración, Quílez aceptó regalos por parte del confidente policial, entre ellos una moto, cuando todavía ejercía como periodista, oficio que abandonó en el 2009 por su nombramiento como asesor del director de la OAC, David Martínez Madero, fallecido el pasado viernes a los 47 años.

La investigación en la que ha sido involucrado Quílez, uno de los tres subdirectores de la Oficina Antifrau, es una compleja causa sobre una trama de corrupción policial en la que han sido imputados una quincena de agentes de la Guardia Civil y tres mossos, entre ellos un subinspector de Vilanova i la Geltrú (Garraf).

Los mossos imputados están acusados de haber recibido dinero y regalos a cambio de facilitar información a una red de narcotraficantes o de avisarles de operaciones policiales en marcha.

Declaraciones claves

Te puede interesar

La investigación judicial, dirigida por el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, se centra en conversaciones telefónicas intervenidas y en datos facilitados por el confidente Manuel G. C., también imputado en la trama y cuyas declaraciones han sido claves para involucrar a parte de los implicados en este caso.

La agencia Efe ha intentado sin éxito contactar con Carles Quílez, mientras que la Oficina Antifrau se ha remitido a unas declaraciones de Martínez Madero de hace unos meses, cuando aún no se había imputado a Quílez, en las que el director de la OAC afirmó que "es ontológicamente imposible" que este cometiese irregularidades