Ir a contenido

ENERGÍA

Los partidos plantean estrategias nucleares diversas

Uno de los aspectos que suscitan más polémica al hablar de energía es el papel que ha de tener la nuclear ¿Deben cerrarse las centrales, deben mantenerse? Las respuestas son múltiples. Como lo son también los planteamientos de los partidos. Y lo mismo sucede con las infraestructuras energéticas que requerirá el país o el rol que deberán tener las energías renovables en el conjunto de la producción. Representantes de cinco partidos que concurren a las elecciones y expertos en la materia lo discuten: Antoni Fernández Teixidó (CiU), Jordi Terrades (PSC), Lluís Salvadó (ERC), María José García Cuevas (PP) y Joan Boada (ICV-EUiA).

POTENCIA ATÓMICA

Siempre se ha planteado si debe seguir o no la energía nuclear ¿Qué papel ha de tener esa energía? ¿Hay que mantenerla o, por el contrario, hacerla

desaparecer gradualmente?

CiU: En Catalunya el 44% de la energía eléctrica consumida proviene de la nuclear y en España, solo el 20%. Esto tendremos que irlo mejorando, dando entrada a las renovables y teniendo en cuenta los combustibles fósiles. Ahora bien, el precio, la limpieza desde el punto de vista de las emisiones, la seguridad garantizada y las contrapartidas para las empresas en el ámbito de la competitividad hacen que sea una posición razonable contar con la energía nuclear. Y que sea necesario iniciar un debate serio sobre ello en el conjunto de la sociedad.

PSC: Hemos de abordar el debate sobre la energía nuclear con rigor, seriedad y responsabilidad. En las tres próximas legislaturas, hasta que haya que tomar decisiones sobre las centrales actualmente operativas al acabar su vida útil, en el mix energético, la nuclear es necesaria. Es precisa, por tanto, una reflexión compartida sobre si es necesario ir más allá.

ERC: En ERC pensamos que lo que hay que hacer es hablar sobre cómo y cuándo cerrarlas, sin prisas, pero nuestra opción es poner encima de la mesa el cierre de las centrales nucleares cuando el país esté preparado para ello.

PP: Entendemos que la fiabilidad del suministro, las mejores condiciones económicas y medioambientales solo se consiguen con una participación importante de la energía nuclear en el mix energético. Los expertos recomiendan que en España tenga un peso como mínimo de un tercio de la energía suministrada.

ICV-EUiA: Proponemos el cierre ya de las nucleares y para el mismo un plan puente progresivo. Se trataría de ampliar el periodo de amortización de las que lo hayan agotado en cinco años, tiempo durante el que se creará un fondo del que una parte se destinaría al mantenimiento y seguridad, otra a los beneficios de la empresas y otra a la dinamización económica de la zona y al impulso de las energías renovables.

ALMACÉN DE RESIDUOS

Aún no está totalmente decidido dónde debe ubicarse el almacén centralizado de residuos nucleares ¿Creen que debería instalarse en Ascó?

PSC: Decimos que no a Ascó porque no se dan las condiciones sociales, territoriales y políticas que para nosotros son básicas. También hemos dicho que la mejor forma de gestionar los residuos nucleares de alta actividad o el combustible para hacer funcionar las centrales es un almacén temporal centralizado; pero Catalunya, con tres centrales activas y una cerrada, ha cumplido con creces su cuota nuclear. Pero también hemos de decir a los ciudadanos y a los territorios implicados que si ese consenso no se acaba logrando en ningún sitio, cada central debería tener su almacén individual para gestionar de forma correcta y con seguridad sus propios residuos.

ERC: No claro y contundente a que el cementerio nuclear se ubique en Ascó. Uno de los motivos fundamentales es que el proceso que se está llevando a cabo por parte del Gobierno central para determinar el emplazamiento es una subasta pública con una falta de rigor y de seriedad absoluta. Supongo que están claras mis pocas filias con el franquismo, pero en esa etapa se instaló el cementerio nuclear en El Carril, en una antigua mina de uranio, donde el núcleo de población más cercano está a 30 kilómetros y parece el emplazamiento más lógico desde la óptica de minimizar los riesgos. Y en el proyecto de Ascó hay poblaciones como Flix, a 3 kilómetros o Ascó, a dos, entre otros.

PP: Hay un problema para ponerlo o no en Ascó porque no se han realizado los informes técnicos y medioambientales para poder decir a este municipio si se debe o no ubicar en su término esta instalación. Si se hacen estos informes, si se consigue el consenso social y si la zona es adecuada desde el punto de vista geológico y medioambiental estamos a favor de que se construya este almacén en Catalunya, porque supone una inversión de 700 millones de euros, la creación de 300 puestos de trabajo y porque colocaría a Catalunya en la vanguardia de la investigación y el desarrollo tecnológico en Europa.

ICV-EUiA: Pensamos que de ninguna de las maneras ese almacén debe instalarse en Ascó. Catalunya ya está pagando su aportación a un sistema muy peligroso como es un sistema energético basado en las nucleares.

CiU: Nosotros decimos que ya hay suficiente, que el compromiso de Catalunya en materia nuclear ya es suficiente. Y de eso se desprende la negativa de emplazar un almacén de estas características en Catalunya.

TENDIDOS Y LÍNEAS

Obras como la MAT han supuesto muchas protestas, pero la energía requiere infraestructuras. A su entender ¿cuáles son las prioritarias?

ERC: La red de distribución requiere por parte de las eléctricas una inversión mucho más intensiva. Del famoso Plan Tramuntana de hace unos años aún quedan pendientes de construcción un total de 20 subestaciones. Eso significa que hace falta una intensificación y aceleración de las inversiones en distribución, transporte y transformación. No es de recibo que Endesa siga cerrando sus ejercicios con beneficios multimillonarios y que tengamos la red de distribución que tenemos.

PP: La responsabilidad del Govern es agilizar y simplificar los trámites administrativos porque las empresas se encuentran en Catalunya con muchos más tramites y muchas más dificultades para mantener una red, hacer una inversión o construir una línea nueva. También falta consenso social, muchas veces por falta de oposición o posturas contrapuestas dentro del Govern o por los representantes territoriales.

ICV-EUiA: Hemos de ir hacia una nueva cultura energética. Ya lo está haciendo Europa, es el elemento clave. Alemania ya prevé que en el 2050 tendrá el 50% de energías renovables, en un país mucho más potente y con mayores necesidades energéticas que el nuestro. Ha de ser un modelo basado en el ahorro, la eficiencia y la gestión de la demanda y control público para garantizar el interés general. Hace falta una red más distribuida en el territorio. Es absurdo seguir apostando por las líneas de muy alta tensión, que suponen el transporte de origen a consumo de la red eléctrica.

CiU: La apuesta no está tanto en el ámbito de la generación sino en el de la distribución y en el cumplimiento de las inversiones que las compañías han de hacer. Esta es la clave. Hay que garantizar que realizan esas inversiones. Y las compañías no son un adversario sino que han de estar en este esfuerzo conjunto que ha de garantizar que las inversiones se llevan a cabo.

PSC: Hay que tener un marco estable que garantice y dé estabilidad a las fuertes inversiones que son y serán necesarias. Probablemente, hemos de plantearnos seriamente una modificación de la ley eléctrica de 1997. Necesitamos redes robustas y flexibles porque en el futuro habrá que hablar de la generación distribuida, pero si queremos una elevada penetración de las energías renovables tendremos que transportar la energía que produzcan y para eso hacen falta redes que sean robustas.

RENOVABLES Y REGULACIÓN

¿Cuál es el papel que han de tener las renovables, cómo han de financiarse y cuál es el rol que ha de jugar la autonomía?

PP: Pensamos que las renovables son idóneas como complemento al sistema general y deben seguir aumentado su eficiencia. Pero su peso debe ser menor para garantizar un suministro fiable y económico. Además son idóneas para abastecer núcleos aislados.

ICV-EUiA: Las renovables son un nicho de empleo. Estimamos que podemos crear en Catalunya 26.000 puestos de trabajo relacionados con su construcción y funcionamiento y con un elemento que es importante, que son las redes inteligentes.

CiU: Planteamos dos compromisos concretos: uno que consiste en doblar en cuatro años la aportación de las energías renovables al mix energético del país, y el segundo, que es la creación un fondo mixto de inversión para el uso de energías renovables y otro también público-privado para la eficiencia energética. También apostamos por un pacto energético de todas las fuerzas políticas catalanas para influir de forma decisiva en la configuración en la política energética del Estado.

PSC: Los esfuerzos en ahorro y eficiencia han de ir en la misma línea que la penetración de las energías renovables. Nosotros proponemos la creación de un fondo de 2.000 millones de euros para financiar proyectos de energías renovables y de ahorro y eficiencia energética. A través del mismo hemos calculado que se puede ayudar a crear en Catalunya 20.000 puestos de trabajo de los denominados empleos verdes. También hay que promover un transporte mucho más eficiente.

ERC: La energía renovable, desde la perspectiva global es el camino, pero desde la local tiene dificultades para su implantación. Es un ámbito en el que sería preciso un pacto de todas las fuerzas políticas catalanas para determinar cómo, dónde y de que forma habría que desplegar los objetivos ambiciosos que todos defendemos.