El conflicto vasco

Zapatero afirma que los «pasos» de los aberzales «no van a ser en balde»

El jefe del Gobierno valora por primera vez los mensajes de la izquierda separatista

Zapatero, durante la rueda de prensa en la Moncloa, ayer.

Zapatero, durante la rueda de prensa en la Moncloa, ayer. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

PILAR SANTOS / GEMMA ROBLES
MADRID

josé Luis Rodríguez Zapatero hizo ayer unas llamativas declaraciones durante su comparecencia en la Moncloa sobre los movimientos que la izquierda aberzale está realizando en los últimos meses para marcar distancias con la banda terrorista ETA. El presidente del Gobierno, por vez primera, reconoció el valor de esos «pasos». «Insuficientes hoy -aseguró-, pero que no van a ser en balde».

El jefe del Ejecutivo hizo estos comentarios al ser preguntado sobre si, en este último tramo de la legislatura, puede llegar el fin de ETA. Zapatero aseguró que el Ejecutivo trabaja para que la banda «desaparezca cuanto antes» y pidió «prudencia» porque tiene una trayectoria de 40 años. En todo caso, el presidente quiso subrayar «un dato muy determinante» y destacó esos «mensajes» que los líderes aberzales están lanzando para pedir a ETA que abandone definitivamente la lucha armada.

LA INQUIETUD DE RAJOY / La frase del jefe del Gobierno en la que admitía que esos pasos «no van a ser en balde» puso en guardia al líder de la oposición, quien, por vez primera en los últimos años, aprovechó una comparecencia pública para referirse a la lucha antiterrorista y hacer una seria advertencia a Zapatero.

«Me inquieta la frase del presidente, y espero que lo que no sea en balde sean los errores que cometió en la anterior legislatura en política antiterrorista», apuntó Mariano Rajoy en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados. Hasta ahora, el presidente de los conservadores había dejado en manos de otros dirigentes del PP la controvertida tarea de sembrar dudas sobre la estrategia del PSOE frente a ETA.

Te puede interesar

LA MISIÓN DE RUBALCABA / Rajoy, en su línea de ir perfilando su imagen de hombre de Estado, había evitado este tipo de polémicas. Hasta ayer, que no pudo contenerse al escuchar a Zapatero en la sede del Gobierno. «Que no haya equívocos: espero que no haya negociación con nadie. Solo nos importa el comunicado de ETA diciendo que se disuelve como organización, que deja de matar a gente y que empieza a respetar los derechos individuales», añadió el líder del PP. Dicho esto, avisó de que su partido va a estar «vigilante» con los pasos que dé el Gobierno, aunque subrayó que su intención es seguir apoyando al Ejecutivo en lo que concierne a la lucha contra ETA.

Por su parte, el presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afirmó que espera que Zapatero haya designado a Alfredo Pérez Rubalcaba como nuevo vicepresidente del Ejecutivo para lograr el final de la banda terrorista de una «manera decente y sin pagar un precio político» y no para «alguna cosa rara» que lleve al Gobierno a «volver a meter la pata».