Ir a contenido

Jean Claude Trichet, presidente del banco central europeo

Una inyección de liquidez contra la desconfianza

Joan Tapia

El alza de la bolsa se debe también a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de seguir inyectando liquidez a la banca (contra pignoración de títulos) en subastas trimestrales y sin fijar límites. Jean Claude Trichet pretende así combatir la desconfianza que ha rebrotado entre los bancos (similar pero inferior a la del 2008 cuando lo de Lehman Brothers). Ahora los bancos, que cogen dinero del BCE, también depositan grandes sumas en él. La semana pasada alcanzaron los 360.000 millones, retribuidos al 0,25%, cuando si lo prestaran en el interbancario obtendrían más. Pero los bancos desconfían entre ellos por miedo a la cartera de bonos de algunos estados bajo sospecha. Por eso la acción trascendente del BCE, contra el parecer del Bundesbank, su primer accionista, fue la tomada por Trichet el 10 de mayo al impulsar la intervención, comprando bonos de los estados, para normalizar un mercado enrarecido y evitar males mayores. La crítica alemana alega que es una medida inflacionista. Pero el BCE no crea inflación porque esteriliza(cogiendo dinero en subasta), la liquidez generada. No hace como el Banco de Inglaterra, o la Reserva Federal, que crean dinero comprando bonos.

Sin el BCE, que ha adquirido ya 40.000 millones en bonos, el euro podía haber explotado. Pero la ortodoxia alemana –y la susceptibilidad antifrancesa– están llegando al máximo. Preocupante.

0 Comentarios
cargando