INVESTIGACIÓN DE LA AUDIENCIA

El Espanyol asegura haber solventado las irregularidades fiscales cometidas en el traspaso de Sergio

El presidente del RCD Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, en una rueda de prensa del pasado mes de octubre.

El presidente del RCD Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, en una rueda de prensa del pasado mes de octubre. / JOAN MONFORT

2
Se lee en minutos
EFE
BARCELONA

El RCD Espanyol ha admitido hoy, a través de un comunicado, haber cometido "anomalías tributarias" en el traspaso del centrocampista Sergio González al Deportivo de La Coruña, aunque también ha asegurado haberlas solventado "espontáneamente", por lo que espera el archivo de las actuaciones que se han iniciado contra alguno de sus directivos.

Según ha publicado hoy el diarioPúblico,Daniel Sánchez Llibre, presidente del RCD Espanyol; José Luis Marcó, antiguo director general de la entidad; y Albert Amat, aún hoy director financiero del club catalán, están imputados por la Audiencia Nacional por un presunto delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

Este periódico señala que el despacho de abogados Pretus --el mismo que ha dado nombre alcaso Pretoria-- endosó presuntamente al club blanquiazul facturas falsas por valor superior a 300.000 euros emitidas por una sociedad con sede en el paraíso fiscal de Madeira, creada a tal efecto por el bufete de abogados.

El traspaso de Sergio

Esas supuestas facturas falsas estarían relacionadas con el traspaso de Sergio al Deportivo de La Coruña, que pagó por él 17 millones de euros en 2001, y con el proceso de adquisición de la nacionalidad italiana del argentino Maxi Rodríguez, quien llegó de su país en 2002 para jugar en el conjunto españolista procedente del Newell's Old Boys.

El RCD Espanyol aclara que, con ocasión del traspaso de Sergio "se meritaron por parte de su representante unas comisiones, el pago de las cuales se instrumentalizó a través de la compañía portuguesa SPST" y que la citada empresa, "ha sido utilizada, según parece, en otros supuestos, por terceros".

"Ya en el año 2005, el RCD Espanyol procedió espontáneamente a regularizar las anomalías tributarias en las que la anterior conducta hubiese podido, inconscientemente, incurrir, habiendo sido tal regularización admitida por la Agencia Tributaria en marzo del 2006, lo que legalmente determina la ausencia de infracción y la exención de la responsabilidad", aclara el comunicado.

La nacionalización de Maxi

Asimismo, el club admite que los implicados fueron a declarar en su día ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional --cuyo titular es Baltasar Garzón, el mismo juez que instruye elcaso Pretoria-- y que "en ningún momento se atribuyó a los declarantes ningún delito de blanqueo de capitales".

Noticias relacionadas

"Los señores Sánchez Llibre, Marcó y Amat están a la espera de que el juzgado resuelva la solicitud de archivo de las actuaciones presentada el pasado mes de noviembre", se insiste desde la entidad, que niega que los citados hechos tengan ninguna relación con la denominadaoperación Pretoriapara blanquear capital.

En lo referente a la nacionalización italiana del jugador Maxi Rodríguez, "siendo un procedimiento administrativo reglado, el RCD Espanyol no abonó ni le consta que nadie haya abonado cantidad alguna por este concepto", según concluye el comunicado.