COLABORACIÓN INTERNACIONAL

Cae un grupo terrorista ceutí en Marruecos

Los cinco detenidos pretendían atentar este verano, según la policía norteafricana

El grupo sufragaba sus operaciones con el tráfico de hachís y de vehículos de lujo

2
Se lee en minutos
MAYKA NAVARRO / MADRID
BEATRIZ MESA / RABAT

La agencia oficial de noticias marroquí MAP difundió ayer la noticia de la desarticulación en Marruecos de una presunta célula terrorista que estaría integrada por cinco vecinos de Ceuta, tres de ellos españoles de origen marroquí, que presuntamente planeaban cometer varios atentados en ese país. Las detenciones se produjeron hace un mes y se realizaron a partir de informaciones facilitadas por la policía española. Los arrestados pasaron ayer a disposición judicial en Casablanca.

Un portavoz del Ministerio del Interior marroquí se limitó, a preguntas de EL PERIÓDICO, a confirmar los arrestos y a asegurar que los detenidos están acusados de tener la intención de perpetrar atentados. La información no era nueva en Marruecos. La semana pasada, el diario Al Jarida Al Oula de Casablanca ya se hizo eco de la operación. El rotativo explicaba, citando a fuentes de la policía marroquí, que el quinteto terrorista había planeado colocar coches bomba en lugares turísticos y en edificios diplomáticos del país. Y añadía que los detenidos habían sido entrenados en un campamento de Al Qaeda en Argelia.

EXTRAÑA DESAPARICIÓN / Hay un dato que ayuda a entender la conexión entre los servicios de información de las policías española y marroquí en esta investigación. A primeros de mayo, la familia del joven ceutí Mohamed L. M. denunció su extraña desaparición. Según contaron sus allegados, el chico, con antecedentes en España por tráfico de droga y orden público, aceptó el encargo de conducir un coche hasta Marruecos. Los familiares aseguraron que desconocían a los responsables del encargo, pero que tras el viaje, por el que el joven iba a recibir una cantidad de dinero, este desapareció.

Fuentes oficiales aseguraban ayer que el chico era uno de los detenidos. Este y también Abdelah Ahram, alias Abu Yasín, al que se cree responsable de la célula y que como el anterior tiene antecedentes en España por tráfico de drogas. Nacido en Tetuán y vecino de Ceuta, tiene asimismo antecedentes penales en Marruecos, donde fue detenido en junio del 2006 y juzgado en octubre por pertenecer a una de las mayores redes de terroristas desmanteladas en Marruecos, la de Ansar el Mehdi.

Noticias relacionadas

Cuando Abu Yasín abandonó la prisión en julio del 2008, se trasladó a Ceuta y allí empezó a formar la célula islamista. De hecho, según las mismas fuentes, fueron los servicios de información españoles los que descubrieron las intenciones de los islamistas y los que alertaron a sus colegas marroquís, que esperaron a realizar su detención cuando los sospechosos cruzaron la frontera.

Según los mismos portavoces policiales, la célula desarticulada financiaba su actividad terrorista gracias al comercio de hachís y el tráfico ilegal de vehículos de alta gama, que vendían en Marruecos tras falsificar la documentación. Abu Yasín está muy bien relacionado con algunas de las redes de crimen organizado más importantes de Europa, según los investigadores. En el momento de la detención, además de la intervención de dos vehículos, la policía se incautó de numerosa documentación, en papel y en soporte de audio, que hacía referencia a posibles acciones suicidas y al asesinato de rehenes occidentales.