Ir a contenido

Antich unirá esfuerzos con la Generalitat en el Institut Ramon Llull

El presidente balear y Montilla apuestan por revitalizar las relaciones

MARISA GOÑI / PALMA

El nuevo presidente balear, el socialista Francesc Antich, expresó ayer su deseo de "unir esfuerzos" con su homólogo catalán, José Montilla, para promocionar juntos la cultura y la lengua catalana desde el Institut Ramon Llull y en la Feria del Libro de Fráncfort. Los dos mandatarios abogan por iniciar una nueva etapa en las relaciones entre ambas comunidades, distanciadas en la pasada legislatura con Jaume Matas (PP) al frente del Ejecutivo balear.

En su reciente visita para asistir a la investidura de Antich, Montilla se mostró "absolutamente convencido" de que la colaboración entre ambas comunidades era posible "desde el respeto a la identidad y la autonomía de ambos gobiernos".

En materia cultural, en el segundo mandato de Matas tras su paso por el Gabinete de Aznar pronto se malogró el camino recorrido en el Institut Ramon Llull, cuyo patronato se constituyó con rúbricas de Jordi Pujol (CiU), Francesc Antich (PSOE) y Josep Piqué (PP), entre otros.

La decisión de la Generalitat de retirar las competencias en promoción cultural de Catalunya y recuperarlas para el Consorci Català per a la Promoció Exterior desató en febrero de 2003 las iras del Govern balear, que aportaba el 18% del presupuesto a la institución.

BLOQUEO DE MATAS

Desde Catalunya se justificó la decisión alegando que Matas practicaba una política de "bloqueo". La Generalitat acabó pidiendo disculpas y parecía que las aguas volvían a su cauce, pero no fue así. El Govern balear paralizó la destitución del consejo de dirección del Institut Ramon Llull que proponía la Generalitat, alegando, de nuevo, que no había sido informado con la antelación debida. No hubo reconciliación. Matas resucitó el Institut d'Estudis Baleàrics, lo dotó de más competencias y colocó al frente a Gabriel Janer Manila, padre de Maria de la Pau Janer.

0 Comentarios
cargando