González asegura que Vera "ha pagado más que nadie" una cacería dirigida contra él

El expresidente presenta el libro del exsecretario de Estado 'Las 19 puertas'

2
Se lee en minutos
EFE / MADRID

El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado hoy que el exsecretario de estado de Seguridad Rafael Vera "ha pagado más que nadie una cacería que iba dirigida" contra él.

Así se ha manifestado González en el acto de presentación del libro escrito por VeraLas 19 puertas. Un relato autobiográficoque ha tenido lugar hoy y en el que también ha intervenido el presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y al que han asistido el presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, y el exministro del Interior José Luis Corcuera, entre otros.

En su intervención, González ha afirmado que se quería centrar en hablar del libro, pero ha recordado que, durante el período en el que Vera formó parte del equipo del Ministerio del Interior, se "quebró el espinazo de ETA" y comenzó "el principio del fin de la banda". El expresidente socialista ha asegurado que su Gobierno fue el primero que consideró que ETA no podía tener un brazo político, aunque, según ha apuntado, "los tribunales finalmente le dieron la razón a Herri Batasuna".

Cacería sin fundamento

Otro de los aspectos que ha querido comentar González ha sido "la cacería sin ningún fundamento" de la que, en su opinión, fue objeto Vera, que fue condenado a diez años de prisión por el Tribunal Supremo por el secuestro de Segundo Marey y a siete años por la Audiencia Provincial por el uso irregular de fondos reservados. "Rafa Vera ha pagado más que nadie una cacería que iba dirigida contra mí", ha señalado el expresidente, que ha añadido que se hizo con los propósitos de "desestabilizar el Estado e intentar conseguir, con el juego sucio, un triunfo electoral".

Por su parte, Rafael Vera, que a partir del lunes se enfrentará a siete años de cárcel por los supuestos pagos de los fondos reservados a las mujeres de los expolicías José Amedo y Michel Domínguez para que mantuvieran silencio por elcaso GAL, ha dicho que cada vez que habla siente "el aliento del odio en su nuca".

La amistad de Rodríguez Ibarra

Noticias relacionadas

En este sentido, Vera, que desde agosto del año pasado disfruta del régimen abierto en la prisión de Segovia, resalta que ha escrito el libro para que la opinión pública conozca que también tiene corazón "que late" y que las cosas le duelen. "Padezco dos sorderas: una fisiológica, en un oído he perdido el 40% de la audición y en el otro el 60%; y la otra es la de la Justicia, y por cómo me ha tratado en tantos años de calvario", ha manifestado Vera, que ha añadido que su libro "es un relato que es más que memorias en las que se recoge todas las emociones, penas y amarguras que he padecido en la prisión de Segovia".

El presidente extremeño, en su intervención, ha reconocido que se hizo amigo de Vera cuando éste ingresó en prisión porque, según ha reconocido, estaban haciendo con él "una injusticia" y le ha dicho: "Me puse de tu lado porque eras inocente". "Este libro no es un ajuste de cuentas con la gente que le traicionó. No quiere contar nada que haga sentir mal a los otros", ha asegurado Rodríguez Ibarra, que ha destacado "la brillante y honorable hoja de servicio" de Vera.