NEWSLETTER

Albert Sáez

Director de EL PERIÓDICO

Albert Sáez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

El bisturí del profesor Culla

Joan B. Culla.

Joan B. Culla.

Ha muerto Joan B. Culla, historiador, pero, sobre todo, profesor de historia. Decía Sócrates que a los profesores hay que juzgarlos por las preguntas de sus alumnos. Unos miles de periodistas van preguntando por el mundo gracias a las enseñanzas de Culla en la facultad de la UAB. Y preguntan incisivamente. Como explica en sus excelentes memorias (más que recomendables), nunca sucumbió al ambiente marxista dominante en su especialidad. Siempre tuvo ideas propias y no heredadas ni por el linaje ni por la condición social. Fue un sionista confeso y un admirador, desde la distancia intelectual, de la política de Jordi Pujol, con quien colaboró, pero al que jamás aduló como tantos otros. Culla era un gentleman inglés de la cabeza a los pies y practicaba esa historiografía anglosajona amante del dato y del empirismo, por encima de cualquier doctrina, sea religiosa, política o moral. Creo que es la única persona en el mundo que ha asistido a todos los congresos de los partidos catalanes desde la transición. Recogía toda esa documentación que nunca aflora en los titulares de la prensa y con ella elaboraba gruesos volúmenes sobre la historia de los partidos. Recuerdo muy especialmente los que dedicó al PP y a Esquerra Republicana. Culla era de ese tipo de personas con las que es un placer debatir por su amable e inteligente manera de discrepar.

Si la amnistía cuaja en Catalunya y se abre definitivamente una nueva etapa, harán falta unos cuantos personajes como Culla a diestra y siniestra. Los atajos políticos, como los que vivimos entre 2015 y 2019 de uno y otro lado, surgen de una historia escrita con la brocha gorda y no el bisturí de precisión como el que utilizaba Culla. Es una lástima que su prematura muerte no le haya permitido ilustrarnos sobre cómo y por qué el independentismo perpetró la barbaridad del 6 y 7 de septiembre en el Parlament o sobre cómo y por qué Rajoy subarrendó en la justicia la resolución de un asunto político. Descanse en paz.