Opinión | Barceloneando

Joan Vehils

Joan Vehils

Periodista

La cercanía de Hereu y la distancia de Illa

La cena más musical y más secreta del alcalde

El turronero y el doctor más solidarios

La ‘boda’ de Josep Sánchez Llibre

El ministro Jordi Hereu el día de la toma de posesión

El ministro Jordi Hereu el día de la toma de posesión / Javier Soriano

Hace una semana camino de Madrid coincidí en el Iryo con el presidente de Hispasat, Jordi Hereu. Ahora ya, ministro de Industria. El exalcalde se acercó con su habitual proximidad y amabilidad. Al llegar a la agitada capital, en un almuerzo con el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, le comenté el encuentro. "Hereu es una persona seria y de palabra", afirmó Blanco de manera contundente. El presidente del COE cuenta que, Hereu, cuando ejercía de alcalde, le citó en solitario en unos hangares del aeropuerto de Barcelona. "Allí me trasladó la idea de albergar unos JJOO de invierno y me pidió discreción. Pensé que al día siguiente saldría publicado en toda la prensa, pero cumplió con su palabra". Hereu fue el primero en pensar un proyecto que hubiera sido muy beneficioso para España, Aragón, Catalunya y Barcelona. Sin embargo, otro político socialista, en este caso el entonces presidente de Aragón, Javier Lambán, se cargó la candidatura ganadora. Ahora uno es ministro y el otro senador a sueldo. En fin, maneras de ser y actuar.

Esa cercanía de Hereu contrasta con el porte de Salvador Illa. Al líder del PSC lo observé este lunes en el Catalá de l’Any. A veces parece que solo salude a quien le interesa sin prestar atención alguna al resto. Su pose difiere con la de otros políticos como el delegado del gobierno, Carlos Prieto o Jaume Collboni, también allí presentes. El alcalde no tiene un 'no' para nadie. Le vimos hablar con el director general de Damm, Jorge Villavecchia y su dircom, Fede Segarra, con el premiado, Mago Pop o con el Mag Lari. Mas tarde, también conversó con la directora editorial de Prensa Ibérica, Ainhoa Moll, la presidenta de Barcelona Global, Maite Barrera y la cofundadora de Cambyo Coaching, Usoa Arregui y así durante toda la cena.

El presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, bromea con el alcalde Jaume Collboni, la directora editorial, Ainhoa Moll y el CEO, Aitor Moll

El presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, bromea con el alcalde Jaume Collboni, la directora editorial, Ainhoa Moll y el CEO, Aitor Moll / -

Cerca de ellos estaban el presidente de Pymec, Antonio Cañete, la alcaldesa de Badia, Eva Menor, la presidenta de la Diputación, Lluïsa Moret o el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol. Por cierto, Albiol es otro de esos políticos próximos. Siempre ha sido así y más ahora que no paran de felicitarle por el árbol de Navidad que ha colocado en la plaza Josep Tarradellas de Badalona. Quizá, por muy poco, no sea el más alto de España, pero es espectacular.

Entregó el premio el Català de l’Any el presidente de Prensa Ibérica, Javier Moll, y destacó en su discurso las cualidades humanas y profesionales del Mago Pop el CEO del grupo editorial, Aitor Moll.

Sirvió unos canalones fantásticos el incasable chef Carles Gaig, y presentó el acto, el comunicador multimedia, periquito, director de Ràdio Valira, residente en Andorra y que podría estar en mejor forma física, Sergi Mas. Eso sí, improvisando no hay nadie como él. Bueno, el director, Albert Sàez, también está siempre sobresaliente en sus discursos.

La fiesta de Josep Ametller

El cofundador y consejero delegado de Ametller Origen, Josep Ametller, organizó la tradicional Cena Solidaria de Navidad. Este año fue en beneficio de la Fundación Catalana del ELA Miquel Valls. El acto fue presentado por Llucià Ferrer y la actriz Carol Rovira, quien demostró tener una magnífica voz cantando junto a su hermano, el cantautor catalán Joan Rovira.

Josep Ametller junto a Juan Carlos Unzué, los chef participantes y los presentadores del acto

Josep Ametller junto a Juan Carlos Unzué, los chef participantes y los presentadores del acto / .

Hubo presencias destacadas. La principal, la de Juan Carlos Unzué, que una vez más demostró lo mucho de lo que tenemos que aprender a afrontar la vida en los momentos complicados. Él y su esposa Maria compartieron mesa con las otras estrellas de la noche. Me refiero a los chefs Hideki Matsuhisa, del restaurante Koy Shunka, el único japonés que tiene una estrella en España y que llegó aquí en 1966 tras discutir con su padre y sin trabajo alguno. También estaba el estrellado chef y artífice de l’Antic Molí d’Ulldecona Vicent Guimerà; el estimado y contrastado Nandu Jubany, que además organizó la cena; y los chefs pasteleros, Oriol Balaguer y Lluc Crusellas. Este último, por cierto, fue galardonado el 2022 como el mejor chocolatero del mundo y ese año como Chef Pastelero 2023. Es decir, el mejor maestro pastelero del mundo. Crusellas lanzará ahora su propia marca de chocolate ‘Eukarya’ y abrirá un espacio estas navidades en el hotel Yurbban Trafalgar. Pues eso, que la cena fue un éxito. Se nota como Josep Ametller, además de ser persona solidaria, cuida y se entrega a fondo en todo lo que hace. Así de bien le van las cosas.