Cita cinematográfica Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Lo fantástico empieza en Sitges

El Festival de Cine Fantástico ha logrado adaptarse a las demandas del público de cada momento para mantenerse en forma durante más de medio siglo, pandemia incluida

3
Se lee en minutos
Lo fantástico empieza en Sitges

ELISENDA PONS

Este jueves da comienzo la edición número 55 del Sitges-Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya, que empezó como Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror en 1968 y que, en todos estos años, no solo ostenta la condición de acontecimiento decano en este tipo de cinematografía, sino que se ha consolidado como el evento más importante del mundo en una categoría de películas que van más allá de los adjetivos que definen al festival. Además de adentrarse en el terror o la ciencia ficción más desbocados, se engloban en un amplio espectro que incluye el 'thriller' de misterio, el crimen, y lo que podríamos llamar «fantástico» en general, es decir, una categoría que relaciona una diversidad de mundos de ficción en la frontera entre lo posible o lo imaginable.

El Festival de Sitges llega a la edición de 2022 después de dos años difíciles, con las restricciones que todos conocemos y la necesidad de adaptarse a las medidas impuestas por la pandemia de covid-19. En este periodo supo reinventarse a partir de proyecciones on line (circunstancia que mínimamente también se mantiene ahora) pero con el afán de demostrar que el festival se caracteriza básicamente por una presencialidad que ahora recupera el pulso normal con el objetivo de acercarse o superar las excelentes cifras prepandemia. Tiempo habrá para hacer balance, pero el programa apunta al optimismo. La nutrida presencia femenina y de creadores locales, así como la combinación de la oferta clásica con creaciones más innovadoras son ejemplos de adaptación a nuevas demandas del público, que está en la base de la permanencia de un festival tan veterano como este.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

A lo largo de 11 intensos días y en siete salas habilitadas, se presentan en la 55ª edición 283 producciones, que incluyen 81 cortos y cuatro series, diez de las cuales son primicias. Se abre con una producción española, como venía siendo tradición durante muchos años, la 'Venus' del reconocido Jaume Balagueró, un 'thriller' sobrenatural en el que destaca la presencia de Ester Expósito, y se cierra con 'Hasta los huesos: Bones and All', una cinta en la que una pareja de caníbales recorre América. Entre estos dos visionados, un maratón de películas que compiten en la sección oficial o que se agrupan en otras selecciones, como los largometrajes de animación, la experimentación, o los nuevos lenguajes y creadores. Sitges se distingue en esta edición por la ingente presencia de cineastas (40 directoras en total), una apuesta en toda regla en un universo copado tradicionalmente por los hombres, y también destaca por la gran cantidad de producciones españolas, hasta 74.

El festival recupera, asimismo, la parte más lúdica y festiva, estrechamente ligada a su historia, como la Zombie Walk, el paseo de muertos vivientes por las calles de Sitges, y por supuesto, rinde homenaje a grandes nombres del género. El músico Claudio Simonetti recibirá el Méliès de Oro, mientras que el mítico Darío Argento será el primero en adjudicarse el Golden Honorary Award, un galardón que se suma al Gran Premio Especial que esta vez recae en Colin Arthur, creador de los efectos especiales de 'Conan, el bárbaro' o 'La historia interminable'. La presencia de estrellas como Robert Englund, Lee Jung-Jae, famoso por 'El juego del calamar', que lidera una notable participación del cine oriental, Eva Green o Edgar Wright y Masaaki Yuasa, homenajeados y con estrenos recientes, culminan un festival con historia, tradición y un futuro esperanzador.