Artículo de Montse Mínguez Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

3
Se lee en minutos
Sí, toca celebrarlo: 4 años de la moción de censura

Sí, estos días toca estar de celebración porque se cumplen cuatro años de la llegada del presidente Pedro Sánchez a la Moncloa, demostrando que otra manera de gobernar es posible, sin corrupción, con responsabilidad, respeto y mucha sensibilidad.

El día 1 de junio de 2018 fue un día histórico, de aquellos para rememorar año tras año. Aquel día esta servidora que les escribe se encontraba recién salida del debate sobre el Estado de la ciudad en el pleno municipal del Ayuntamiento de Lleida. Se pueden imaginar el ambiente. Se cumplían siete meses de aquel octubre de 2017 que en Catalunya todas y todos recordamos. El aire se podía cortar con una tijera, pero allí estábamos los y las socialistas, defendiendo convencidos, moción a moción, mes a mes, pleno a pleno que otra relación entre Catalunya y el resto de España era posible de la mano del diálogo, la negociación y el pacto. 

Mientras esas 'batallas' se reproducían en todos y cada uno de los salones de plenos de nuestros municipios catalanes, en Madrid, en el Congreso de los Diputados, se fraguó la moción de censura: aire, alivio, respiración. Nada que ver Sánchez con Rajoy. Nada que ver el tener como líder a quien busca tejer concordia entre catalanes, en lugar de quien busca discordia porque “cuanto peor, mejor para todos (Mariano Rajoy)”. 

Desde entonces se han empezado a coser las heridas entre los catalanes y catalanas, y reconozcámoslo: hoy en Catalunya el ambiente político y social es mucho mejor que hace cuatro años. En este tiempo, ha habido mucho trabajo y mucho esfuerzo y, por encima de todo, ha existido la voluntad de llegar a cuantos acuerdos fueran necesarios para cerrar la fractura territorial que se había abierto y que amenazaba con quebrar la convivencia en nuestra tierra.

A nivel nacional, mucho es lo conseguido en este tiempo: se han revertido las políticas de recortes, de abandono de los servicios públicos y de involución de derechos. Porque cuando vienen mal dadas, la derecha recorta y la izquierda protege.

Los recortes de hace 10 años o los fondos europeos de hoy. Despidos y devaluaciones salariales como había con el PP o contratos estables y subida del Salario Mínimo Interprofesional a 1.000 euros. Pensiones que pierden valor o pensiones que se revalorizan por ley. La precariedad laboral del Partido Popular o que uno de cada dos contratos que se firman hoy sea indefinido. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En este tiempo se han aprobado 140 iniciativas legislativas, se ha llegado a 15 acuerdos en el marco del diálogo social, se han aprobado dos Presupuestos Generales del Estado, se han realizado reformas importantes como la de las pensiones, la educación o la del mercado laboral, se han conquistado nuevos derechos como la eutanasia, la igualdad de trato o la ley del 'Solo Sí es Sí”. 

Noticias relacionadas

Sin lugar a dudas, la agenda político-legislativa de estos últimos cuatro años deja un balance muy por encima de lo que hicieron los gobiernos de la derecha con mayorías más amplias, que además de dinamitar el diálogo social y aplicarnos siempre y en todo momento la ley del “sálvese quien pueda”, dejaron a nuestro país sumergido en la deriva de la corrupción y la mala praxis política.

Afortunadamente, hoy contamos con un gobierno totalmente diferente. Un gobierno sensible con los problemas reales de la gente. Un gobierno comprometido en la protección de las familias y las empresas de nuestro país. Un gobierno que busca el bien común por encima del bien partidista. Un gobierno que trabaja para que, pase lo pase, España siga avanzando.