Mercado de trabajo

El paro baja de los 3 millones de personas: las 5 claves de los datos de mayo del 2022

Un camarero sirve una cerveza en un bar de Santa Coloma de Gramenet.

Un camarero sirve una cerveza en un bar de Santa Coloma de Gramenet. / ACN / Jordi Pujolar

5
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El empleo sigue lanzado y enfila el verano con saldos positivos de contratación. El mercado de trabajo registró en mayo buenos datos de ocupación y dejó como principal titular que España baja de los tres millones de parados por primera vez desde 2008. La tasa de desempleo sigue siendo de las más altas de la Unión Europea, aunque la senda es positiva. Menos paro, más empleo y más empleo indefinido. La reforma laboral sigue desplegando sus efectos sobre los datos de afiliación publicados este jueves por los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

Pese a que la escalada de la inflación prácticamente se alarga desde hace un año y que en Ucrania se supera el tercer mes de combates, el mercado laboral esquiva sus efectos y no da cuenta de desaceleración. El colectivo de trabajadores autónomos siguió sumando nuevos miembros, pese a las reticencias a emprender aventuras empresariales con las múltiples incertidumbres que se ciernen sobre la economía.

Paro: España baja de los 3 millones por primera vez desde 2008

El principal titular de los datos de mayo es que en España vuelve a haber menos de tres millones de parados inscritos en el SEPE. No pasaba desde hace 12 años, en 2008.  Hay que retrotraerse al estallido de la burbuja inmobiliaria y el derrumbe de Lehman Brothers para encontrar una fecha en la que no hubiere un número parejo de desempleados en España. Sigue siendo una de las tasas de desempleo mayores de toda la Unión Europea y cuatro de cada 10 de esos parados no cobran prestación o subsidio alguno de las oficinas de empleo.

No obstante, la tendencia es positiva y mayo acumula su cuarto mes consecutivo a la baja. Ese hito de bajar de los tres millones de parados esconde un cierto sesgo desfavorable hacia las mujeres. Pues el paro ha bajado sustancialmente más entre ellos que entre ellas y si bien los hombres sí han vuelto a niveles del 2008, las mujeres están todavía en 2009.

Empleo: De la temporalidad a la intermitencia

La reforma laboral suma su segundo mes plenamente en vigor y su incidencia en las estadísticas de contratación es notable. En los dos primeros meses de plena aplicación de la norma se han firmado 1,4 millones de contratos indefinidos, casi cuatro veces más que en el mismo periodo del 2019 (antes de la covid). No obstante, no todos son indefinidos a tiempo completo y estos rondan el 40%. El resto son o bien contratos a tiempo parcial o bien fijos discontinuos. Es decir, el mercado laboral está ganando en estabilidad y derechos, pero parte de la contratación está virando de la temporalidad a la intermitencia.

Mayo sumó un total de 213.643 nuevos ocupados, siendo el mejor mayo de los últimos cuatro años. La cifra total de ocupados se consolida así por encima de la cota de los 20 millones de trabajadores en activo. Nunca en España había habido tanta gente ocupada de manera simultánea. La hostelería fue el sector que más tiró del empleo, aupada por la cercanía de la campaña de verano, y ya supera los niveles de empleo que tenía antes de estallar la pandemia.

ERTE: ligero repunte por las agencias de viajes

El número de trabajadores afectados por un erte se encuentra en cifras residuales, en comparación a los 3,4 millones de empleados en suspensión que llegaron a haber en los primeros compases de la pandemia. Actualmente hay 27.380 trabajadores en erte en toda España, unos 9.000 más que el mes pasado. Dicho incremento se explica en parte por el ingreso al erte de parte de la agencias de viajes, habilitadas para estas ayudas extraordinarias vía Mecanismo RED. La guerra de Ucrania, ya fuere por la falta de componentes o por el encarecimiento del gas, no está llevando de manera generalizada a las empresas a registrar nuevos expedientes.

Autónomos: crecer sin prisa, pero sin pausa

El colectivo de trabajadores autónomos, que lleva desde el inicio de la pandemia mostrando una gran resiliencia -favorecida esta por las ayudas covid habilitadas desde el Gobierno-, volvió a registrar otro mes con un crecimiento de 'sin prisa, pero sin pausa'. Las estadísticas de la Seguridad Social reflejan un aumento de 10.726 nuevos trabajadores por cuenta propia respecto a abril, un ritmo ligeramente superior al registrado el mes pasado. Ese crecimiento resiliente provoca que haya 35.424 autónomos más en España que hace un año, hasta un total consolidado de 3,3 millones de autoempleados en activo.

Los afiliados al régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) aguardan expectantes a las novedades que puedan surgir de la reforma del sistema de cotizaciones que ultima el ministro José Luís Escrivá. Su última oferta plantea cuotas de entre 250 y 550 euros, según los rendimientos netos que registre el trabajador por cuenta propia. El próximo lunes hay prevista una nueva reunión y las negociaciones deben estar cerradas antes del 30 de junio.

Catalunya genera casi el doble de empleo que Madrid

Catalunya fue la segunda comunidad autónoma que más empleo generó en términos absolutos este mes de mayo respecto al conjunto de España, solo por detrás de las Islas Baleares. La inminente campaña turística de verano ha marcado parcialmente la distribución territorial de los nuevos ocupados y comunidades como Madrid registraron números más discretos para su tamaño económico. Si Catalunya ganó 37.501 ocupados -su mejor mayo desde 2018-, la capital del Reino sumó 21.987 nuevos afiliados a la Seguridad Social. El crecimiento del empleo fue unánime y todas las autonomías registraron un saldo positivo de ocupados.

A nivel de desempleo, Catalunya registró un nutrido descenso de 16.671 personas respecto a abril, situando la cifra total de parados en las cuatro provincias catalanas en 348.027 personas. Es la más baja desde mayo del 2008 y lejos de los picos de 600.000 desempleados registrados durante la Gran Recesión. A nivel territorial, Catalunya fue la segunda autonomía donde más bajó el paro en términos absolutos, solo superada por Andalucía.

Temas

Empleo Paro