Mi semana Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

Apagón emocional

Una pandemia acostumbra a durar unos dos años y necesita de mucha paciencia y mucha fortaleza

1
Se lee en minutos
Una mujer se coloca la mascarilla antes de entrar en el metro, en La Rambla de Barcelona

Una mujer se coloca la mascarilla antes de entrar en el metro, en La Rambla de Barcelona / MANU MITRU

Artículo 743. Estamos en una noria donde todo se repite. Una pandemia acostumbra a durar unos dos años y necesita de mucha paciencia y mucha fortaleza. Curiosamente, los leones de mármol que custodian la biblioteca de Nueva York se llaman así: ‘Paciencia’, el de la izquierda, y ‘Fortaleza’ el de la derecha. Estos nombres se los pusieron en 1930 porque decidieron que eran las dos cualidades necesarias para superar aquella enorme crisis económica que hubo.

Un amigo mío de 92 años me dijo el otro día que hay una tercera cualidad que es igual de necesaria tanto para una pandemia como para una crisis económica, y esta es… Casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. ‘Querido Evan Hansen’, escrita por Steven Levenson. Una historia que rezuma una tierna originalidad, un musical que es un canto a la vida y a la muerte y una búsqueda de tu verdad.

Segundo lugar. ‘Classics’. Feliz por la vuelta a la televisión de José Luis Garci, siempre es una felicidad escucharle hablar de cine. Cada una de sus tertulias insufla fotogramas a nuestro esófago.

Primera posición. ‘Cadena perpetua’, escrita y dirigida por Frank Darabont (UHD). Bellísima esta versión con carátula metálica de este clásico. Sigue siendo una película increíble con un guion único. Seguramente la mejor ópera prima que se ha realizado junto a ‘Ciudadano Kane’.

Noticias relacionadas

Y la tercera cualidad de la que me habló mi amigo de 92 años para superar momentos difíciles es la “empatía”. Él cree que es la más importante, hace que comprendas que tus hechos afectan a terceras personas, que tus decisiones personales pueden trastocar las de otros. Con más empatía, mucha gente que no se vacuna lo haría y cumpliría normas de sentido común.

Añadió mi amigo sabio otra reflexión, y es que algunos creen que llegará un apagón, pero el problema me dijo es que ya está aquí, ese apagón del que habla es el emocional, el de la empatía por el otro. Ojalá algún día exista ese tercer león delante de la biblioteca de Nueva York. ¡Feliz domingo!