La Tribuna Opinión Basado en interpretaciones y juicios del autor sobre hechos, datos y eventos

¿Hacia la sexta ola de covid-19?

Debemos ser prudentes, mantener medidas como la mascarilla en interiores e insistir en vacunación, ya que la sexta ola no está descartada.

3
Se lee en minutos
Una chica se vacuna contra el covid en la UPC, el 14 de septiembre.

Una chica se vacuna contra el covid en la UPC, el 14 de septiembre. / MANU MITRU

Recientemente, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, afirmó que la región podría registrar medio millón de muertes más en los próximos tres meses a causa de la covid-19. Ello es debido a que en las últimas semanas muchos países de Europa presentan de nuevo incidencias elevadas de la enfermedad y están en una nueva ola.

Si observamos los datos presentados por la OMS en su sitio web para Europa, podemos ver mapeadas tanto las incidencias de la enfermedad por país y región, como el estado de vacunación y también datos estandarizados sobre las formas en que los 53 países de la Región Europea de la OMS han tratado de frenar o detener la propagación comunitaria de la covid-19. Muestra seis tipos de medidas de salud pública: el uso de mascarillas; el cierre de escuelas; el cierre de oficinas, negocios, instituciones y operaciones; las restricciones a las reuniones; las restricciones a la circulación nacional; y las limitaciones a los viajes internacionales. El alcance, la gravedad y el momento de su aplicación también se agregan para producir una puntuación compuesta que es el Índice de Gravedad de las Medidas de Salud y Sociales que refleja el promedio de estos seis indicadores.

 

Los países de Europa que están en peor situación los últimos 14 días son Eslovenia, Croacia y Georgia con incidencias de más de 1.500 casos por 100.000 habitantes, seguidos por otros países del Este. También presentan cifras elevadas muchos otros países como por ejemplo Bélgica, los Países Bajos, Alemania y Reino Unido. Hay que tener en cuenta que la mayoría de países han implementado medidas a lo largo del tiempo tal y como se pone en evidencia en el sitio web de la OMS. Sin embargo, algunos países de Europa, sobre todo los del Este, tienen porcentajes de población vacunada muy bajos, inferiores al 50%, lo que puede estar relacionado con el aumento de la incidencia. Cabe señalar que el Estado español es uno de los países con mayores porcentajes de población vacunada (alrededor del 75%).

 

En nuestro país, aunque actualmente las incidencias son bajas, en las últimas dos semanas están aumentando. Es muy importante tener en cuenta que la epidemia no se ha acabado, a pesar de la relajación en las medidas de contención. El virus sigue presente en nuestra sociedad y por lo tanto es necesario seguir monitorizando y observando la evolución de la enfermedad y del virus para poder actuar en consecuencia. Y probablemente, algunas medidas básicas como por ejemplo el uso de las mascarillas en los espacios interiores, el certificado covid para acceder a espacios de ocio nocturno y una buena ventilación seguirán siendo necesarias.

Noticias relacionadas

El hecho de que en nuestro medio la vacunación se pueda considerar un éxito ayuda a contener la enfermedad y disminuir el porcentaje de personas que la tienen de forma grave. Sabemos que la mayoría de personas enfermas ingresadas en las Unidades de Cuidados Intensivos no están vacunadas. Por lo tanto, es necesario seguir insistiendo en la necesidad de la vacunación, sobre todo en los colectivos que tienen más resistencias a vacunarse. Por otro lado, desde la salud pública también hay que avanzar en la disminución de las brechas en el porcentaje de población vacunada según territorio. Por ejemplo, en la ciudad de Barcelona, los barrios de menor nivel socioeconómico tienen una cobertura vacunal inferior, lo que se debe tener en cuenta en las campañas de vacunación y seguir reforzado la necesidad de administrar la vacuna sin cita previa en estos barrios.

Durante los últimos dos años hemos avanzado mucho en el conocimiento de la enfermedad, su monitorización, prevención, capacidad de rastreo y tratamiento. Así por ejemplo, el sitio web de la ciudad de Barcelona Covidaldia monitoriza diariamente la incidencia de la enfermedad por edad, sexo, nivel de ingresos, barrios y otras zonas pequeñas de la ciudad y es una herramienta muy útil para conocer el avance de la covid-19 y poder implantar las medidas necesarias si la enfermedad avanza de nuevo. Debemos ser prudentes y prestar atención las próximas semanas para observar la evolución de la COVID-19 ya que la sexta ola no está descartada.