Editorial

Nuestro compromiso con la igualdad

La igualdad es un pilar de los propósitos editoriales de EL PERIÓDICO. Sin ella no puede haber progreso, no podemos informar sobre las personas y no hay viabilidad para el planeta

Se lee en minutos

El Periódico

Manifestación por el 8-M en Barcelona, el pasado 2020

Manifestación por el 8-M en Barcelona, el pasado 2020 / Jordi Cotrina

#ConNosotras8M. Con este hashtag que acompañará las informaciones EL PERIÓDICO se une a la conmemoración del 8 de marzo como el día de la mujer. Desde hace ya varios días, en las ediciones digital e impresa, estamos publicando informaciones, estudios y testimonios sobre una realidad flagrante: la plena igualdad entre mujeres y hombres aún es un objetivo que hay que conseguir, no una realidad. Nuestra información principal hoy la protagonizan cinco lectoras que forman parte de nuestra comunidad más fiel, la de Entre Todos. Hemos trabajado para que, como muchas voces desde el feminismo reclaman, el 8 de marzo no sea una seta: un día en que las mujeres, sus firmas, sus temas de más interés, sus enfoques, copan los medios de comunicación para desaparecer el resto del año. Nuestro 8-M ha durado una semana. Pero aspiramos a mucho más.

En EL PERIÓDICO somos conscientes de que el camino de la igualdad empieza en el ámbito de influencia de cada persona y organización. Hace tiempo de ello (fuimos el primer diario de España en crear la figura de la Defensora de la Igualdad), pero no podemos afirmar que a fecha de hoy hayamos alcanzado la paridad. El staff directivo de la redacción está formado por un director, dos directoras adjuntas, una subdirectora y tres subdirectores. En la redacción, los hombres con cargo suman 16 y las mujeres, 11. Las redactoras constituyen alrededor del 40% de la redacción. En los espacios de opinión y análisis, a pesar de que hemos aumentado considerablemente la presencia de firmas femeninas, aún no hemos alcanzado la paridad. En nuestros espacios de participación, la presencia de lectores es sustancialmente superior a la de las lectoras, lo cual es motivo de reflexión y debate sobre cómo llegar a segmentos de la población mayoritariamente femeninos. Llevamos tiempo concienciados de que la igualdad debe superar el límite de una fecha emblemática y colocar a la mujer en el centro de todas las informaciones, sin excepción, para que los modelos sociales no sean androcéntricos.

En nuestras informaciones, hace tiempo que nos esforzamos por escuchar y adaptarnos a lo que la sociedad nos reclama en este ámbito. No informamos igual sobre violencia machista ahora que como lo hacíamos hace unos años y hemos abierto nuestra mirada a otras formas de violencia e incorporado editorialmente la necesidad de legislar para que las mujeres se sientan seguras en todos los ámbitos, desde el trabajo hasta la calle; la sensibilidad y pluralidad en los enfoques de género es mucho mayor, en gran medida por el extraordinario trabajo de nuestras periodistas. Ha habido, y sigue habiendo, debates sobre enfoques, léxico y la elección de imágenes. Nos esforzamos por eliminar sesgos machistas –conscientes e inconscientes-- que demasiado a menudo se disfrazan de criterios supuestamente periodísticos. No siempre lo conseguimos, y nuestro compromiso es seguir avanzando en este camino. Es una exigencia interna de la redacción y externa de la sociedad a la cual y sobre la cual informamos.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Y lo haremos porque la igualdad es un pilar de los propósitos editoriales de EL PERIÓDICO. No puede haber progreso, no podemos informar sobre las personas y no hay viabilidad para el planeta sin igualdad entre hombres y mujeres. Celebramos el 8-M como día de reivindicación de los derechos de la mujer, y nos ponemos como objetivo informar cada día de asuntos relevantes tanto para hombres y para mujeres, denunciar las desigualdades y adoptar las perspectivas de género. No queremos que cada día sea 8-M, sino que cada día mantengamos una línea informativa libre de prejuicios machistas y que ayude a avanzar en la senda de la igualdad. Ese es nuestro propósito y nuestro compromiso con nuestra comunidad.