Pros y contras

Superación

Del coronavirus no saldremos todos, ni todos bien, pero en nuestra memoria quedará la capacidad de poder con lo absolutamente impensable

Se lee en minutos
Un sanitario prepara una dosis de vacuna contra el coronavirus.

Un sanitario prepara una dosis de vacuna contra el coronavirus. / EP

Y ya llevamos tantos meses... Hace justo un año, EL PERIÓDICO dedicaba dos páginas a las zonas afectadas por coronavirus en Italia. Una foto mostraba sanitarios vestidos con mono blanco atendiendo a un enfermo, otro titular mencionaba las “persianas bajadas” en el pueblo de Codogno. El virus ya llamaba a nuestras puertas y, aun así, lo creíamos -lo queríamos- aún muy lejano. No tardaría en invadirnos. Cuesta encontrar algo positivo en 365 días de pérdidas. Todas las deficiencias de nuestro sistema de bienestar han quedado al descubierto. También las desigualdades. Y las incapacidades políticas. 

Te puede interesar

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

No, las cuentas entre los quebrantos y las ganancias no salen de ningún modo. No hay medida capaz de soportar la pérdida de una vida humana. Pero del mismo modo que aún nos parece increíble lo que nos ha ocurrido, también son logros incuestionables el haber conseguido varias vacunas en menos de un año o, incluso, que la Unión Europea haya recordado los principios que la impulsaron. De esta no saldremos todos, ni todos bien, pero en nuestra memoria quedará la capacidad de superar lo absolutamente impensable. Un arma de futuro contra el conformismo.