Opinión | Apunte

Rosa Massagué

Periodista

Rosa Massagué

Todo lo que sea necesario

No cabe dudar de la capacidad de Draghi para gestionar los fondos europeos para la recuperación y de hacerlo con sentido de equidad

EA2938  ROMA (ITALIA)  02 02 2021 - El expresidente del Banco Central Europeo (BCE)  Mario Draghi  sale este martes de su domicilio en Roma  Italia  Crecen cada vez mas los rumores de que Renzi ha puesto sobre la mesa el nombre de Draghi como alternativa al presidente del Gobierno italiano  Giuseppe Conte  quien presento recientemente su dimision  EFE  Fabio Frustaci

EA2938 ROMA (ITALIA) 02 02 2021 - El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi sale este martes de su domicilio en Roma Italia Crecen cada vez mas los rumores de que Renzi ha puesto sobre la mesa el nombre de Draghi como alternativa al presidente del Gobierno italiano Giuseppe Conte quien presento recientemente su dimision EFE Fabio Frustaci / FABIO FRUSTACI

‘Whatever it takes’. “Haremos todo lo que sea necesario”. Con esta frase, siendo presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi salvó el euro en 2012. La crisis sanitaria y sus derivadas económicas y sociales reclaman “una respuesta a la altura de la situación”. ¿Puede con esta frase pronunciada este miércoles salvar a su país del abismo al que la suma de varias crisis lo ha abocado? Debería, porque el pasado 25 de marzo, cuando la pandemia ya hacía estragos y los gobernantes europeos y la propia Unión no acertaban o dudaban sobre qué hacer, ‘Super Mario’, sin ningún cargo institucional o político, desgranaba un programa de actuación en las páginas del ‘Financial Times’. El programa se resumía en un aumento de la deuda pública y la cancelación de la privada.

Ahora, el motivo que le catapultará a la presidencia del Gobierno es la gestión de los fondos europeos (209.000 millones) para la recuperación, motivo por el que Matteo Renzi lanzó el órdago contra Giuseppe Conte. No cabe dudar de la capacidad de Draghi para gestionar este maná necesario y de hacerlo con sentido de equidad. De no ser así, los sindicatos no hubieran manifestado su disposición favorable como hicieron este mismo miércoles. Sin embargo, antes, Draghi tiene que asegurar el apoyo de ambas cámaras, que a buen seguro tendrá pese a las escaramuzas de un M5S que vive su propia crisis.

Que se haya tenido que recurrir a un Gobierno técnico por la gran fragilidad política indica el estado de indigencia en que se encuentra la democracia, y no solo la italiana. El de Draghi será el sexto Gobierno consecutivo que no sale de las urnas en los últimos 13 años. Y un dato quizá más intrigante es que será el tercer Gobierno técnico en casi tres décadas. Los anteriores enterraron una época. Carlo Azeglio Ciampi puso la losa a la primera República de dominio democristiano. Mario Monti hizo otro tanto con la ‘era Berlusconi’. ¿Y Draghi? Que haga todo lo que sea necesario para superar la triple crisis. Y siempre con la democracia por delante.