Opinión

El gol de Riqui Puig

Se lee en minutos
Riqui celebra la transformación del penalti que dio el triunfo sobre la Real Sociedad en la Supercopa.

Riqui celebra la transformación del penalti que dio el triunfo sobre la Real Sociedad en la Supercopa. / Efe

Lo contó el entrenador del Barça en Vamos al certificar la clasificación para la Supercopa. "Tenía cuatro nombres en mi papelito y dije ¿quién tira el último penalti para ganar?”.Riqui Puig dijo “lo tiro yo”. Y fue el gol que dio el pase del Barça a la final. El primer gol del canterano con el primer equipo del Barcelona con tan solo 95 minutos jugados este año entre Liga y Champions.

Seguro que Riqui durmió tranquilo comprobando que su decisión (casi obstinación) por quedarse en el club de su vida, tarde o temprano, iba a dar la oportunidad que buscaba. Así es el fútbol y el deporte, siempre acaba llegando el balón a quien sabe esperar su momento, por más difícil que pueda parecer, como cuando al empezar a rodar el 'proyecto' Koeman, el holandés le dijo que no contaba con él. Luego hay que tener el talento y el don que unos tienen y otros no.

Riqui demostró valentía al levantar la mano, decisión y sangre fría a la hora de lanzar el penalti, salvando el acceso al primer título de quien quiso prescindir de él. “Lo tenía clarísimo” dijo con una sonrisa abierta de oreja a oreja. “La sonrisa nunca la he perdido, soy un chaval bastante feliz que aunque no juegue me van muy bien las cosas, tengo la familia, tengo salud y no me puedo quejar de nada , si Ronald me da la oportunidad la aprovecharé y si no pues a seguir trabajando.” No se puede decir mejor ni con más ilusión en la cara. El rostro de la felicidad con el sabor de lo que cuesta.

Riqui Puig transforma el penalti del triunfo en Córdoba.

/ Afp

Te puede interesar

Antes se había desempeñado bien sustituyendo en la prórroga al chico de moda, Pedri. En el palco estaba Luis Enrique, sin disimular sus gustos por el jugador canario: ”Es evidente que Pedri nos gusta”. Tanto como a Messi, que se levantó de su asiento en la grada para saludar al seleccionador. Una imagen de afecto que me hizo recordar las palabras del argentino a Jordi Évole hace unas semanas sobre los dos entrenadores de los que más había aprendido: Guardiola y Luis Enrique.

Que Pedri es carne de absoluta salta a la vista y, como recalcó el seleccionador, la selección es prioritaria (aunque la sub-21 tenga Europeo). Más motivos de ilusión para la Eurocopa.