Editorial

Illa sacude el 14-F

El sondeo de GESOP que publica EL PERIÓDICO da al PSC como ganador y dibuja dos posibles mayorías: ERC-JxCat-CUP o PSC-ERC-Comuns

Se lee en minutos

El Periódico

 El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa en Madrid en diciembre.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa en Madrid en diciembre. / Kiko Huesca

La entrada de Salvador Illa como cabeza de lista del PSC en la contienda electoral para las próximas elecciones autonómicas en Catalunya ha sacudido el tablero electoral catalán. Según el sondeo preelectoral del Gabinet d’Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) que publica EL PERIÓDICO –el primero que se hace público desde que el aún ministro de Sanidad anunció que encabezaría la candidatura socialista– el PSC ganaría hoy las elecciones catalanas, por delante de ERC y de Junts per Catalunya (JxCat). Los socialistas encabezan la intención directa de voto y serían los únicos, junto al PP y la CUP, que mejoran los resultados obtenidos en el 2017. Llama la atención la fuerza con la que ha irrumpido el anuncio de Illa en la carrera electoral: es junto a Pere Aragonès el candidato mejor valorado y es el favorito para ser ‘president’ entre los votantes de los ‘comuns’, el PP y Ciutadans. Aun así, el ‘efecto Illa’ y la hipotética victoria del PSC no son suficientes para que el independentismo (ERC, JxCat y la CUP) no vuelva a sumar mayoría absoluta en el Parlament. Eso sí, la encuesta abre aritméticamente otras mayorías si se supera la dinámica de bloques.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El PSC sustituye a Ciutadans como referente del bloque no independentista, y Vox logra representación parlamentaria. Los ‘comuns’ se ven especialmente lastrados por la entrada de Illa en la contienda, ya que una parte importante de su electorado se decanta hacia los socialistas. En el bando independentista, el pulso entre ERC y JxCat sigue decantado hacia los republicanos, pero la fortaleza entre el independentismo de Laura Borràs como candidata promete mantener el pulso en las cinco semanas que quedan hasta el 14 de febrero. El PDECat, en cambio, no lograría entrar en el Parlament, según la encuesta.

Queda aún mucho hasta el 14 de febrero, en un contexto tan convulso como el actual, con el mapa político disgregado y el azote de la pandemia, un efecto impredecible en el cálculo electoral. La movilización del electorado será muy importante en una jornada electoral que estará marcada por las restricciones sanitarias a causa del covid. No es de extrañar que el sondeo del GESOP apunte que la movilización del electorado está por debajo de las elecciones del 2017 (en las que hubo un récord de participación a la sombra de lo sucedido aquel otoño alrededor del referéndum del 1-O) y de las del 2015, que el independentismo presentó como unas plebiscitarias. Es entre el electorado independentista donde se da una mayor movilización, y este hecho junto a la ley electoral juega a favor de sus expectativas para reeditar una mayoría soberanista en el Parlament.

Estas son las aguas (mayor movilización independentista, pugna entre ERC-JxCat, menor participación que en las últimas citas electorales) que ha agitado Illa. Está por ver si el candidato socialista mantendrá este impulso hasta el 14-F a medida que la campaña vaya subiendo de tono y exija concretar propuestas, pero lo que el sondeo del GESOP evidencia es que un Gobierno monocolor independentista no es inevitable. Puede haber una alternativa que rompa bloques y que no sería inédita. Cada voto va a ser decisivo y tan importante como la victoria será el liderazgo en cada bloque que algunos se empeñan en hacer irreconciliables pero que no lo son si los electores no lo quieren.