29 nov 2020

Ir a contenido

DOS MIRADAS

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern.

Tabasco de Aragonès

Emma Riverola

El 'president' en funciones dedicó un hilo de Twitter a sus incondicionales. Básicamente, la culpa es de Madrid

Ya se huelen las próximas elecciones. En realidad, en Catalunya hace años que vivimos con ese efluvio constante. El pasado miércoles, el ‘president’ en funciones, Pere Aragonès, dedicó un hilo de Twitter a sus incondicionales. Gotas de tabasco para excitar a los convencidos. Básicamente, la culpa es de Madrid (sea lo que sea, el argumento siempre es celebrado) y desprecio público a los no nacionalistas. "Exigimos a los dos partidos de gobierno del estado español con delegación en Catalunya, En Comú Podem i PSC…” Etc, etc, etc. ¿Delegaciones? ¿PSC y Comuns? No es ignorancia. Aragonés sabe perfectamente que ambos son partidos catalanes en todas sus acepciones. Hablar de delegaciones es declararlos inferiores y ajenos a Catalunya. También a sus votantes. ¿Es este el país que prometen con su independencia? 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hace décadas que el nacionalismo catalán trabaja en la construcción de un marco mental en el que se niega la catalanidad a quien no pone la causa nacionalista por delante de las demás. No hace falta que recurran a Madrid, es esa insoportable mirada excluyente la que imposibilita la contundente mayoría social que anhelan.