24 nov 2020

Ir a contenido

Al contrataque

El ’caso Mainat’, en Tele 5.

'El Caso' Mainat

Antonio Franco

El productor pensó espacios como las 'Crónicas marcianas', uno de los primeros con el tono de los que ahora han decidido centrarse en su persona

Es evidente que Josep Maria Mainat no consigue que sobre su muy publicitada historia privada únicamente se informe al gran público sobre los hechos contrastados y que se separen los datos de las opiniones. Si Mainat está utilizando toda su fuerza llamémosla moral sobre los medios, un sector comercial que conoce y domina  perfectamente, intentando que los presentadores de los programas de TV que tratan su caso intervengan con decisión para aclarar las cosas, está fracasando. Me refiero a que impongan criterio y eviten confusiones cuando no se sabe bien si lo que dicen los presuntos expertos seleccionados para tratar sobre el tema son versiones documentadas, simples rumores o vulgares especulaciones. Y las direcciones de esos programas, que son quienes realmente deben darle tanto a Mainat como a todo el mundo ese tipo de protección, tampoco lo consiguen, en caso de que estén intentando hacerlo. Hay excepciones, claro.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

He aludido a los espacios de TV porque desde hace años en estos asuntos tienen la primacía en relación a los de la radio y la prensa de papel. Fue sin embargo en papel, en el semanario 'El Caso', si nos referimos a España, donde empezaron a desarrollarse hace muchas décadas las crónicas rojas (color de la sangre) y amarillas (color del impacto que no se preocupa de las precisiones) pasándose por la entrepierna la presunción de inocencia, las filtraciones policiales convertidas en exclusivas y los testimonios comprados presentados como arrepentimientos. Esa fue la génesis sin pulir de lo que, con el añadido de las intimidades de gente conocida y desconocida, ahora se consume masivamente a través de espacios como los que hacen famosa a Tele 5, que tanto se luce con lo de Mainat

Este mundillo alardea de sus exclusivas y esta vez nos ha dejado entrever algunas de sus claves para conseguirlas, como cuando un presentador utilizó la pequeña pantalla para anunciar que tenía "una oferta" para quien estuviese dispuesto a desvelar secretos. Todo valía para apuntarse lo que había pasado en la familia del artista de la añoradísima La Trinca. Aquellos años precedieron a cuando Mainat saltó al mundo de la producción televisiva y empezó a pensar espacios como las 'Crónicas marcianas', uno de los primeros con el tono de los que ahora han decidido centrarse en su persona.