24 oct 2020

Ir a contenido

Editorial

El teletrabajo, con consenso y diálogo social

El decreto ley es fruto del acuerdo del Gobierno con la patronal y los sindicatos. Tratándose de un asunto que marcará las relaciones laborales, el consenso era vital

firma editorial cast

El Periódico

Un joven ilustrador teletrabaja desde su casa para un estudio de diseño gráfico en Barcelona.

Un joven ilustrador teletrabaja desde su casa para un estudio de diseño gráfico en Barcelona. / MANU MITRU

Tras más de dos meses de arduas negociaciones se ha alumbrado, por fin, la normativa que debe regular el teletrabajo, una práctica que ha sido solución de emergencia ante el primer embate de la pandemia pero que también está llamada a consolidarse. El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros es fruto del acuerdo del Gobierno con la patronal y los sindicatos, con lo que se sitúa en un punto de equilibrio entre los intereses de ambas partes. Tratándose de un asunto que marcará las relaciones laborales, el consenso era vital.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La norma establece que el teletrabajo debe ser voluntario y reversible, y recoge avances para los trabajadores, como obligar a las empresas a proveer los medios y compensar los gastos de operar desde casa, y potenciar la negociación colectiva. Para lograr el 'sí' de la CEOE, el Gobierno rebajó los planteamientos del primer borrador, y finalmente excluye de la norma las situaciones forzadas por el covid (confinamiento o cuarentena), evitando sobrecargar a las empresas en una situación económica crítica. Gobierno y agentes sociales se volverán a sentar a la mesa para negociar la prórroga de los ERTE. Cabría esperar el mismo compromiso para unir fuerzas ante la pandemia.