01 dic 2020

Ir a contenido
Kaufman no tiene nada contra ti

Kaufman no tiene nada contra ti

Desirée de Fez

Una de las reacciones más comunes ha sido enfadarse con Nolan y con Kaufman por creerse más que el espectador y tomarle el pelo

Ni Nolan ni Kaufman tienen nada contra ti. Coincide en el tiempo el estreno de dos películas: 'Tenet', el 'blockbuster' de Christopher Nolan, y 'Estoy pensando en dejarlo', lo nuevo de Charlie Kaufman, que está en Netflix. Seguro que una lectura atenta permite sacar puntos de unión, pero es innegable que, a priori, tanto esos filmes como los directores que los han hecho se parecen como un huevo a una castaña. Por eso resulta llamativo que la recepción de ambos haya sido, en cierto modo, tan parecida. Estoy generalizando, por supuesto. Ha habido respuestas de todo tipo. Pero una de las reacciones más comunes ha sido enfadarse con Nolan y con Kaufman por creerse más que el espectador y tomarle el pelo. No estamos ante dos tonterías, no son películas inanes. Por eso generan posturas extremas y es tan difícil encontrar opiniones intermedias sobre ellas.

Respecto a la de Nolan, estoy en esa posición intermedia tan poco popular. La de Kaufman, en cambio, es una de las películas que más me han impresionado en mucho tiempo. Me gustan. Una, a medias. La otra, muchísimo. Pero, faltaría más, entiendo que no generen 'quorum', que haya a quien no le gusten e incluso que mucha gente las deteste. Lo que no acabo de ver claro es esta tendencia a tomarse ese disgusto como algo personal, como si Nolan y Kaufman hubieran hecho sus películas con una sola idea en mente: fastidiarte a ti. Y esta vez no es algo exclusivo de los típicos debates de Twitter, es un mosqueo bastante más generalizado.

En un momento en el que el cine comercial se ha vuelto simplón, que las plataformas han establecido unos estándares que están arruinando la creatividad y que los autores más personales lo tienen complicado para levantar sus proyectos, aparecen dos películas que no solo demuestran que no todo está perdido sino que tumban esas realidades de golpe. Pueden gustarte o no, pero es así. Y detrás de eso creo que hay algo bastante más ambicioso y complejo que Nolan o Kaufman sentados en el sofá de su casa pensando en la manera de hacer que salgamos súper enfadados de ver 'Tenet' o nos bajemos indignadísimos del coche de 'Estoy pensando en dejarlo' nada más subir.