09 ago 2020

Ir a contenido

ANÁLISIS

Antoine Griezmann saluda a sus excompañeros del Atlético tras el partido ante el Barça.

La decisión

Mónica Marchante

Más allá del poco tacto que tuvo Setién al gestionar los minutos de Antoine frente al Atleti, la escasa presencia del francés en las alineaciones post coronavirus han coincidido con el descalabro del Barça en una liga que lideraba hasta el parón de marzo. Eso es tan cierto como que sus 14 goles totales  (8 en liga) no responden a su caché.

El Barça volvió goleando 0-4 en Mallorca y Griezmann fue titular dejando su sitio a Suárez en el minuto 57 con 0-2. El siguiente partido lo jugó completo, victoria ante el Leganés 2-0 aunque sin participación en los goles.

El francés rumiaba su suplencia en las dos salidas más importantes del Barça

En el Sánchez Pizjuán entró sustituyendo a Vidal en el m 77 dejando un buen pase a Messi en una de las ocasiones del argentino. El Barça se dejó dos puntos, empate a cero.

Volvió a la titularidad frente al Athletic dejando su sitio con 0-0 a Ansu Fati. Un gol posterior de Rakitic dio la victoria del Barça.

Suplencias

En Vigo con 1-2 en el marcador jugó solo los últimos 10 minutos viendo cómo Aspas empataba el partido en el minuto 88. Setién eligió ese día a Ansu para la titularidad junto a Messi, que con su genialidad en la falta dio el primer gol a Suárez. El uruguayo marcaría también el segundo. El francés rumiaba su suplencia en las dos salidas más importantes que le quedaban al Barça en Liga, Sevilla y Balaídos.

El último y más doloroso capítulo se escribió frente al Atlético de Madrid, el campeón del mundo fichado por 120 millones de euros más 15 de propina tras un largo culebrón y hasta un documental de por medio calentaba durante 35 minutos para saltar en el añadido.

El documental

Aquel programa de televisión que narró la decisión de permanecer en el Atlético en verano de 2018, viene a cuento para explicar el conflicto actual y el poco peso del gran futbolista francés en el actual Barça.

“He decidido quedarme” dijo Antoine un día antes de irse al Mundial de Rusia que acabaría ganando con Francia. En la misma cinta, Erika, la mujer de Griezmann le decía al indeciso futbolista : “Si ganas la Champions allí serás uno más siempre. Si la ganas aquí (en el Atleti) vas a entrar en la historia”.

En el Metropolitano, el equipo se movía al son del francés.En el Camp Nou, Antoine vive en la banda mirando el juego de Messi y Suárez o Messi y Ansu…o Messi y… pero no ha habido un gran partido de Messi y Griezmann. Mientras no llegue, la decisión en 2019, no fue la correcta. En este caso, la decisión del FC Barcelona.